Más de 17.000 inmuebles vendidos en 18 meses

Sareb: el concurso para gestionar la cartera "cambiará el rumbo del mercado"

La presidenta de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Belén Romana (d), y el consejero delegado de la sociedad, Jaime Echegoyen (i).
La presidenta de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Belén Romana (d), y el consejero delegado de la sociedad, Jaime Echegoyen (i). EFE

Sareb resolverá en unas semanas el concurso convocado para gestionar su cartera de 50.000 millones de euros, un proceso que ha suscitado el interés de inversores internacionales y que, según su consejero delegado, Jaime Echegoyen, “puede cambiar el rumbo del mercado”.

Echegoyen señala que “es razonable pensar que en el futuro habrá un proceso de concentración entre las plataformas” de servicers -empresas especializadas en la prestación de servicios a terceros- y “quedarán solo las que tengan un mayor tamaño. La gestión de Sareb puede darles el liderazgo que buscan”.

Para Echegoyen, “el concurso marca un hito no solo por el tamaño de la cartera, probablemente la mayor adjudicación de este tipo que se ha hecho nunca en España, sino también por los criterios de rigor e integridad que se han impuesto”.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria- Sareb- ha contratado además a un auditor externo para que vele por que cada fase del proceso se haga de manera rigurosa y con la máxima transparencia.

La gestión de la cartera de Sareb, compuesta por préstamos al promotor e inmuebles adjudicados, está en la actualidad en manos de las nueve entidades rescatadas, pero sus contratos vencen en diciembre y la sociedad ha decidido abrir un concurso para encontrar nuevos gestores para sus activos.

“Buscamos elegir a los tres o cuatro proveedores con mayor capacidad para gestionar nuestros activos de manera profesional y eficiente. Y estamos en el momento apropiado para hacerlo, porque han llegado al mercado operadores profesionales y especializados que hace dos años prácticamente no estaban en España”, ha declarado a Efe Echegoyen.

El consejero delegado se refiere al desembarco masivo en España de grandes fondos que han comprado plataformas inmobiliarias a los bancos, como Apolo (que compró Altamira, de Santander), Värde Partners-Kennedy Wilson (Aliseda, de Popular), Blackstone (CatalunyaCaixa Inmobiliaria), TPG (ServiHabitat, CaixaBank), Cerberus (Bankia Habitat) y Centerbridge (Aktua, de Banesto, y la filial de BMN).

El concurso, al que se ha bautizado con el nombre “Ibero”, se encuentra en su fase final y está previsto que la adjudicación se produzca a finales de septiembre o principios de octubre próximos.

Según fuentes del mercado, los ocho grupos que han pujado en la fase no vinculante son Aktua, Altamira, Anticipa, Servihabitat, CEISS, Haya, Novagalicia y Solvia.

Echegoyen ha destacado la actividad desarrollada por Sareb en los últimos 18 meses, con más de 17.000 inmuebles vendidos a particulares y 17 carteras colocadas a inversores mayoristas, fundamentalmente extranjeros, con los que ha mantenido mas de 800 encuentros.

“Sareb ha pasado en muy poco tiempo de ser un párrafo en el BOE a ser una empresa plenamente operativa, que está atrayendo inversión extranjera y está siendo clave para la reactivación y recuperación del sector inmobiliario español”, ha explicado.

La sociedad fue constituida a finales de 2012 para gestionar y liquidar los créditos promotores y los inmuebles adjudicados procedentes de las nueve entidades financieras rescatadas.

Sareb adquirió estos paquetes con una emisión de deuda por importe de 50.000 millones de euros con el aval del Estado.

“La devolución de la deuda es el principal compromiso que tenemos con la sociedad, y lo estamos cumpliendo. En el primer año de vida, aunque no estábamos operativos desde el principio, fuimos capaces de pagar 1.200 millones de euros en intereses y amortizar 2.000 millones en deuda. En 2014 ya hemos amortizado otros 1.600 millones adicionales”, ha avanzado Echegoyen a Efe.

En su opinión, “Sareb ha jugado un papel clave en el cambio de percepción que los inversores internacionales tenían sobre la economía española. A finales de 2012 y principios de 2013 no se cerraba ninguna operación, porque no había confianza en la recuperación. Cuando Sareb vendió su primera cartera, todo empezó a cambiar”.

Jaime Echegoyen se incorporó a Sareb a principios de 2014, tras una larga carrera en el sector financiero, donde fue consejero delegado de Bankinter y, posteriormente, de Barclays España.

Su incorporación a Sareb ha coincidido con un nuevo planteamiento en el modelo de negocio de la entidad, que ya no se plantea solo liquidar los activos comprados, sino gestionarlos para crear valor.

El consejero delegado pone como ejemplo la finalización de obra parada, más de 100 promociones este año, o la potenciación de la vivienda en alquiler, un negocio que, confía, permitirá a Sareb rentabilizar las promociones antes de ponerlas a la venta.