La operación se cerrará antes de fin de año

Coca-Cola se hace con el 16,7% de Monster Energy por 1.607 millones

Coca Cola compra una participacion de Monster Energy.
Coca Cola compra una participacion de Monster Energy. REUTERS

 Con esta operación, Coca-Cola da un paso importante en su objetivo de expandirse en un segmento en crecimiento como el de las bebidas energéticas. “The Coca-Cola Company continúa identificando enfoques innovadores para asociaciones que nos permitan permanecer en la vanguardia de las tendencias de consumo en la industria de bebidas”, indicó el presidente ejecutivo de la compañía, Muhtar Kent.

Según la operación, que se prevé que esté cerrada antes de finales de este año o a comienzos de 2015, Coca-Cola transferirá la propiedad de su negocio mundial de bebidas energéticas, que incluye marcas como NOS, Full Throttle, Burn, Mother o Relentless, a Monster.

Por su parte, Monster traspasará su negocio de bebidas no energéticas a Coca-Cola, que comprende marcas como Hansen's Natural Sodas, Peace Tea, Hubert's Lemonade y Hansen's Juice Products.

Además, Coca-Cola se convertirá en el socio distribuidor preferido de Monster a nivel mundial, mientras que Monster será el socio exclusivo de Coca-Cola en el sector de bebidas energéticas.

Así, Kent destacó que la inversión del gigante de bebidas refrescantes en Monster “es una forma de eficiencia de capital para reforzar la participación en la atractiva categoría global de rápido crecimiento de bebidas energéticas”.

La noticia fue recibida con alegría entre los inversores. El viernes Coca-Cola se anotó un 1,74%, liderando las subidas en el Dow Jones mientras que la compañía de bebidas energéticas se disparó un 30%. Coca-Cola cerró el semestre con un beneficio de 2.595 millones de dólares, un 3% que en 2013.