El selectivo cae un 0,09% pese al tono más conciliador de Putin

El estancamiento de la zona euro frena la racha alcista del Ibex

Imagen de la Bolsa de Nueva York.
Imagen de la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Los datos macroeconómicos siguen poniendo a prueba la capacidad de resistencia de la Bolsa española, que llevaba cuatro sesiones consecutivas al alza. En lo que va de semana, el Ibex ha soportado los temores a la influencia de la guerra comercial con Rusia y a los débiles datos de producción industrial en la zona, pero hoy el selectivo no ha sido capaz de seguir avanzando como si nada al conocer que el PIB de la zona euro se estancó en el segundo trimestre del año, con Alemania, el motor de la zona euro, en contracción. El Ibex cae un 0,09% hasta los 10.294,8 puntos. En el resto de Bolsas del Viejo Continente, sesión de subidas con alzas del 0,44% en el Dax alemán y del 0,45% en el Cac francés. Solo el FTSE MIB italiano se une al Ibex en las caídas y cede un 0,18%.

La sesión ha estado marcada por la constatación de que la economía de la zona euro se frenó en el segundo trimestre del año. Antes de conocer el dato de crecimiento nulo la región, publicaron sus cifras de PIB de marzo a junio Francia, que se estancó por segundo trimestre consecutivo, y Alemania, cuya economía se contrajo un 0,2%. La diferencia entre las dos principales economías de la región es que el país germano mantiene su previsión de crecimiento del 1,8% para este año, mientras que Francia la rebaja a la mitad (un 0,5%) y reconoce que no podrá cumplir con su objetivo de déficit. Hoy también se ha confirmado que la inflación bajó una décima en julio en la zona euro hasta el 0,4%, la tasa más baja en cinco años.

El estancamiento de la economía europea ha sido una losa demasiado pesada para el Ibex, y eso que los inversores han contado con un inesperado aliado en la figura del presidente ruso, Vladimir Putin, quien ha dicho que hará todo lo que esté en su mano para que el conflicto de Ucrania termine. Aunque Putin ha realizado estas declaraciones en Crimea, región ucraniana que Rusia se anexionó hace unos meses agravando el conflicto, los inversores han respirado con alivio por el tono conciliador del presidente ruso, quien también ha declarado que Rusia no tiene la necesidad de entrar en conflicto con ningún otro país del mundo.

Las palabras del presidente ruso provocaron un rebote en todas las Bolsas europeas a mediodía, ayudando así a los mercados a superar la decepción por los pobres datos de crecimiento del segundo trimestre y entrar en ganancias. Además, Rusia da marcha atrás, en parte, al bloqueo de productos europeos, por el impacto que tendrá en algunos sectores de la población. Sin embargo, su efecto ha ido desinflándose y solo ha dejado alzas inferiores al medio punto porcentual en Alemania y Francia. El Dax germano ha sido uno de los índices más castigados por el conflicto ucraniano a causa de la gran exposición de sus empresas a Rusia, por lo que si se rebaja la tensión será también una de las plazas que mejor reciban la noticia.

IBEX 35 9.468,50 0,81%

La debilidad en los datos macroeconómicos de la zona euro también puede tener una segunda lectura, esta más positiva, entre los inversores. Miguel Antonio Marcos, analista de XTB, afirma que “ante un escenario de empeoramiento de la economía, las expectativas por parte del mercado de una actuación del BCE con medidas de política monetaria extraordinaria se incrementan”. En opinión de Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp, “si la economía no crece y no hay inflación, los tipos de interés estarán bajos más tiempo y la renta fija no va a ofrecer mucho retorno. Esto obliga a mantener o incrementar posiciones en Bolsa, además de que puede ayudar nuevas medidas de los gobernantes y del BCE a la vuelta del verano”.

En esta línea, los expertos de Deutsche Bank resaltan en un reciente informe que el organismo presidido por Mario Draghi se verá presionado por la amenaza de deflación. “Seguimos creyendo que las barras de liquidez condicionadas a la concesión de crédito (TLTRO, por sus siglas en inglés) no serán suficientes y el BCE necesitará comprar activos, pero es una decisión que tomará como pronto en diciembre y más posiblemente en el primer semestre de 2015”, afirman. El panel de expertos consultados por el BCE, de hecho, ha rebajado hoy su previsión de crecimiento para 2014 hasta el 1% y la inflación hasta el 0,7%.

Con estos factores sobre la mesa, la incertidumbre sigue siendo alta en las Bolsas. Desde Link Securities explican que “el fondo del mercado a corto plazo sigue muy inestable y cualquier factor negativo puede provocar nuevas caídas”. El hecho de que el último rebote se esté produciendo con muy poco volumen de contratación hace que este sea poco sólido, añade, por lo que “seguimos recomendando mucha prudencia a la hora de tomar nuevas posiciones”.

En Estados Unidos, escenario similar al de Europa. Los datos publicados hoy no han convencido a los inversores, pero aun así las Bolsas repuntan levemente. Se ha conocido la cifra de las peticiones semanales de desempleo, que subieron hasta las 311.000 personas, su nivel más alto desde junio. Además, el índice de precios de la importación cayó un 0,2%, una décima menos de lo estimado. Pese a ello, los principales índices de Wall Street registran ligeras subidas del entorno del 0,2%.

Mientras, en el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años ha caído hasta el 2,48%, con la prima de riesgo en los 147 puntos básicos. Hoy, la deuda alemana a una década ha bajado por primera vez en su historia del 1%, aunque finalmente cierra en el 1,01%.

En el mercado de divisas, pese a la debilidad exhibida por los datos del crecimiento en el segundo trimestre, el euro se aprecia levemente hasta los 1,337 dólares.