Ofrece tecnología para ser agregador de entradas y eliminar ineficiencias

La española Onebox lleva el modelo de Amadeus al negocio del ‘ticketing’

Xavier Boixeda, director ejecutivo de Onebox.
Xavier Boixeda, director ejecutivo de Onebox.

Onebox es un centralizador de aforos. “Somos el primer y único sistema de distribución global de entradas que hay en España”, señala a CincoDías Xavier Boixeda, director ejecutivo de la compañía española, fundada en 2010 por Carlos Galí y Jordi Alborch con una inversión de más de dos millones de euros. La idea que llevó a poner el proyecto en marcha surgió de la experiencia profesional de Galí como director comercial de ServiCaixa, una etapa en la que detectó la necesidad de modernizar el sector y hacerlo más eficiente.

La joven empresa, que ya gestiona entradas por valor de unos 60 millones de euros, quiere “replicar” el sistema de Amadeus en viajes (un proveedor de tecnología que agrega aerolíneas, hoteles, vehículos, en una misma plataforma y a tiempo real). “En el caso de la venta de un vuelo, Amadeus centraliza el aforo y todas las agencias de viajes se conectan a su plataforma para venderlo. Aquí es lo mismo”, continúa Boixeda: “La capacidad de aforo de un recinto son los asientos de un avión, los promotores de los espectáculos y actividades de ocio son las aerolíneas y las operadoras de ticketing [empresas como entradas.com, El Corte Inglés, Ticketmaster y otras] son las agencias de viaje”.

Boixeda aclara que ellos no venden entradas. “Nosotros proveemos tecnología que permite centralizar la totalidad del aforo disponible de un espectáculo y distribuirlo a múltiples canales y agentes de venta integrados en nuestra plataforma. De esta forma, conseguimos aumentar los puntos de distribución, para poder llegar a un mayor número de clientes potenciales y así incrementar la venta total de entradas”, aclara.

El directivo deja claras las diferencias entre Onebox y otras empresas de la industria del ticketing como Ticketea, Ticketmaster, Ticketbis o Entradas.com, entre otras. “Estas compañías tienen un negocio B2C [venden al consumidor final] y su objetivo es captar aforos y vendérselos a sus clientes; son empresas que tienen que hacer marca y darse a conocer por el perfil de su negocio. Nosotros en cambio somos un B2B, es decir nuestros clientes son los promotores y los recintos. No tenemos una página web donde adquirir entradas”.

La compañía, que salió al mercado en 2012 y tiene su sede en Barcelona, ha invertido hasta la fecha unos 3,5 millones de euros, y ya cuenta con numerosos clientes, entre ellos el Fútbol Club Barcelona, el Atlético de Madrid, el Grupo Balaña, el Teatro Calderón de Madrid, el Circuito de Fórmula 1 de Cataluña y el de Moto GP de Valencia, Stage(uno de los promotores de eventos más importantes de Europa) y Proactiv, distribuidor de las entradas para los espectáculos de Disney que se hacen en España. La compañía también suma en su plataforma unos 20 operadores de ticketing, entre ellos, Ticketmaster, Atrápalo, Letsbonus, Groupalia, Telentrada, Oficinas de Turismo de Barcelona, Promentrada. “De los realmente importantes solo nos faltan Entradas.com, que ya estuvieron conectados a nuestra plataforma y que prefieren valorar si se conectan evento a evento, y El Corte Inglés”, según cuenta el directivo de Onebox, que indica, no obstante, que seguirán trabajando para que “vean las ventajas que podemos ofrecerles”.

Planes de expansión
La compañía, que no da datos de facturación pero asegura haber dado ya beneficios el año pasado, planea su internacionalización a EEUU, Latinoamérica y Oriente Medio. “Queremos cuidar nuestro mercado primerio, pero también salir a algunos otros mercados donde vemos interés en nuestra plataforma. Seguramente el primer país en el que desembarquemos sea EEUU, porque allí el mercado del ticketing es enorme y ya tenemos algún acuerdo avanzado”. El salto fuera de España se hará en 2015. Onebox, que hasta ahora no ha hecho ninguna ronda de financiación y no planea hacerla a corto plazo, no descarta recurrir a esta fórmula para captar capital y crecer fuera más rápido.

¿Cómo funciona la plataforma?

Aunque el mercado del ticketing ha vivido en los últimos años un boom de nuevos actores, Boixeda asegura que los canales de venta de entradas no les han visto como un competidor, porque “les ofrecemos ventajas, al igual que a los espectadores y a los organizadores de eventos y recintos”. ¿Cómo lo logran? ¿Cómo funciona Onebox? Un organizador da de alta un espectáculo en la plataforma y decide a través de qué canales de venta va a distribuir sus entradas.

La plataforma cuenta con una red de canales de venta integrados que están a disposición de los organizadores. Y estos canales (operadores de ticketing, portales de ocio o de ofertas, agencias de viaje, puntos de venta presenciales...) tienen diversas maneras de integrarse. Bien, utilizando un portal online proporcionado por Onebox, o mediante una API que permite a cada canal integrar directamente su proceso de venta con la base de datos de la firma.

“El organizador podrá distribuir todo su aforo o una parte del mismo a los canales de venta que seleccione, siempre de forma centralizada y ofreciendo cada una de las butacas a tantos canales de venta como desee”, dice Boixeda. Onebox, que cobra una comisión por cada ticket gestionado, ofrece también a los organizadores y gestores de recintos la tecnología necesaria para que puedan vender las entradas por si mismos desde su web a través de ordenadores, tabletas y móviles. Onebox tiene 42 trabajadores (el 70% desarrolladores).