La deuda y el valor en Bolsa, puntos débiles ante Telefónica

La crisis financiera de Telecom Italia amenaza su ataque a GVT

Sede de Telecom Italia.
Sede de Telecom Italia. EFE

Momentos complicados para Telecom Italia en su posicionamiento en Brasil. La operadora ha puesto en marcha una estrategia para tratar de hacer frente a la oferta de 6.700 millones de euros presentada por Telefónica para comprar a Vivendi su filial brasileña GVT. Telecom Italia maneja alternativas pero, según distintos analistas, su situación financiera complica cualquier movimiento.

En un informe publicado ayer titulado “Games of Thrones IX: GVT counterbid”, Barclays plantea que el elevado endeudamiento de Telecom Italia (su deuda neta es de 27.358 millones de euros, con un ratio de deuda neta frente a Ebitda de tres veces) supone un gran obstáculo para el grupo transalpino a la hora de presentar una oferta que iguale a la de Telefónica. La entidad pone sobre la mesa las opciones que maneja Telecom Italia, entre las que figura un aumento del capital.

Barclays plantea un escenario base por el que Telecom Italia, para igualar la oferta de Telefónica y mantener sus actuales ratios de deuda, debería pagar cerca del 65% en acciones y el 35% en deuda. Estos analistas creen que una ampliación de capital de esta magnitud provocaría una dilución del flujo de caja libre cercano al 20% en 2015 y 2016. “En un escenario donde se valore GVT en 7.000 millones de euros y se financie la operación con un 70% de deuda, el apalancamiento de Telecom Italia subiría hasta 3,3 veces”, señala Barclays.

En una línea similar, la firma Redburn advierte de que la diferencia entre las capitalizaciones bursátiles de ambos grupos sitúa a Telecom Italia en una mala posición para entrar en una guerra de ofertas. Estos analistas recuerdan que el valor de mercado de Telecom Italia ronda los 15.000 millones de euros, frente a los 53.000 millones de Telefónica.

Redburn recuerda que la ampliación de capital prevista en Telefónica supone menos del 6% de su capitalización, mientras que los 4.000 millones de pago en metálico supondrían a Telecom Italia una ampliación de capital equivalente al 27% de su capitalización bursátil. “Ceder una mayor participación en la entidad fusionada de GVT y TIM Brasil es una opción, pero aun así supone una ampliación de capital significativa”, explican estos analistas, quienes destacan que otra opción pasaría por ceder el control de la nueva GVT-TIM a Vivendi.

En este sentido, Natixis asegura que la oferta de Telecom Italia implicaría parte del pago en acciones y Vivendi pasaría a ser el mayor accionista de la teleco transalpina. Estos expertos afirman que ante su tensa estructura financiera, la transacción requeriría de una ampliación de capital para sostener aún más deuda. De igual forma, advierten de que el tiempo apremia. Y es que la oferta de Telefónica concluye el 3 de septiembre, lo que implica que Telecom Italia necesita que su consejo se ponga de acuerdo en muy poco tiempo.

Sabadell cree que no habrá contraoferta de Telecom Italia por su situación financiera y porque la oferta de Telefónica por GVT supone el 45% de la capitalización del grupo italiano. Fidentiis, a su vez, señala que una oferta de la teleco transalpina, incluyendo una ampliación de capital, supondría una dilución enorme para sus accionistas.

Retraso en la venta de la filial argentina a Fintech

Telecom Italia y el fondo de inversión Fintech, que lidera el mexicano David Martínez, comunicaron ayer que han llegado a un acuerdo para ampliar hasta el 1 de septiembre el acuerdo de compraventa de la participación del 22,72% que tiene la operadora italiana en Telecom Argentina. Ambos grupos señalaron que no hay ningún cambio en los términos de la operación.

NII Holdings, competidor de Telefónica, se hunde

NII Holdings, matriz de Nextel, uno de los rivales de Telefónica en Latinoamérica, vio como sus acciones llegaban a caer ayer más de un 75% en el Nasdaq, tras admitir que probablemente tenga que acogerse al capítulo 11 de la ley de bancarrotas de EE UU y protegerse de los acreedores. Hasta la sesión del lunes, los títulos ya acumulaban una caída en Bolsa del 90% en los 12 meses anteriores.

La compañía reconoció que no podrá hacer frente a sus obligaciones financieras. Su evolución operativa y financiera junto con la imposibilidad de acordar nuevos términos de su deuda ha conducido a la compañía a esta situación.

NII Holdings, que ofrece servicios de telefonía móvil en Brasil, México, Chile y Argentina, ha estado perdiendo clientes frente a Telefónica y América Móvil, que a su vez han estado mejorando sus servicios de acceso a internet a alta velocidad desde el móvil. Solo en el segundo trimestre perdió 77.000 usuarios.

Entre abril y junio, la operadora registró una caída de los ingresos del 23%. De igual forma, la teleco registró unas pérdidas de 623 millones de dólares en el segundo trimestre, frente a unos números rojos de 396 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En este sentido, NII Holdings concluyó el mes de junio con una deuda de 5.800 millones de dólares y una liquidez de 1.000 millones. La empresa reconoció que su actual situación de liquidez le impide sostener su negocio.

A lo largo del último año, la operadora ha aplicado distintas medidas para hacer frente a la situación, entre los que figura una dura reducción de plantilla, que afectó a más de 1.400 empleados.

En marzo, la empresa contrató a UBS como asesor financiero para analizar las distintas opciones estratégicas entre las que figuraban posibles alianzas, una fusión o incluso una venta de la propia compañía.