Por la mejora de los márgenes en todas las actividades

Abengoa gana 69 millones en el primer semestre, un 2% más

La empresa de energía y medioambiente Abengoa registró un beneficio neto de 69 millones de euros en el primer semestre del año, un 2% más, en comparación con el mismo periodo de 2013, gracias a mejores márgenes.

Según la información remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado bruto de explotación (ebitda) del grupo se disparó un 31% en la primera mitad del año, hasta los 695 millones, mientras que los ingresos permanecieron estables en 3.405 millones.

La compañía ha achacado este avance de los resultados a “una mejora en los márgenes de todas nuestras actividades”, según apunta su consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, en un comunicado.

Al cierre de junio la cartera de pedidos ascendía a 48.200 millones de euros, lo que supone un repunte del 11% con respecto a un año antes, principalmente gracias a la aportación de la cartera de ingresos de concesiones, que suma 40.500 millones.

Aproximadamente un 31% de esta cartera se convertirá en ingresos este mismo año, según las previsiones de Abengoa.

Por divisiones, el área de ingeniería y construcción facturó 2.068 millones, un 5,2% menos; la de producción industrial, que abarca los biofueles, 991 millones, un 0,7% más, y la de concesiones, 346 millones, un 46,3% más.

Este último área estuvo impulsado por la aportación de la Abengoa Yield, la filial creada por la compañía para aglutinar buena parte de sus activos energéticos y líneas eléctricas y que cotiza en los Estados Unidos.

En términos de distribución geográfica, Norteamérica aporta un 39% de los ingresos; Sudamérica, un 25%; España, un 14%; el resto de Europa, un 13%, y Asia y África, un 9%.

De esta manera, la actividad internacional supone el 86,2 % de las ventas del grupo.

El gasto financiero neto se ha incrementado en el semestre hasta los 454 millones negativos, desde los 237 millones negativos de 2013, debido a la entrada en operación de varias concesiones, a los intereses de las emisiones de deuda y al impacto negativos de la valoración de varios derivados.

Al cierre de junio, Abengoa sumaba una deuda neta corporativa de 2.442 millones de euros, en línea con los 2.446 de un año antes, y no tiene necesidades de financiación hasta 2016.

La compañía ha subrayado que estos resultados van en línea con los objetivos marcados para este año, que prevén unos ingresos de entre 7.900 y 8.000 millones de euros, lo que supone entre un 7% y un 9% más, y un ebitda de entre 1.350 y 1.400 millones, entre un 10% y un 14% más.