Los resultados de Applus+ y Grifols, los que más decepcionaron

Nueve valores castigados por sus cuentas y listos para subir

Nueve valores castigados por sus cuentas y listos para subir

La presentación de resultados ha sido aprovechada por muchos inversores para hacer caja. Después de la fuerte revalorización que venía acumulando la renta variable desde septiembre de 2013, los expertos aguardaban a conocer si las cuentas del primer semestre reflejarían la incipiente recuperación. En un entorno en el que muchos valores estaban sobrecomprados y las estimaciones se encontraban muy ajustadas, superar las expectativas no era tarea sencilla. A pesar de que las cotizadas del Ibex 35 han aumentado su beneficio en un 10,6% durante los primeros seis meses del año, algunas empresas no han convencido a un mercado cada día más exigente.

Applus+

Que la compañía haya abandonado las pérdidas y en el primer semestre su beneficio ascienda a los 5,9 millones no ha servido de garantía para que los inversores impulsen su cotización. Applus+, que debutó en Bolsa el 9 de mayo, se dejó un 13,6% el día en que dio a conocer sus resultados y desde entonces sus títulos ceden un 16%. Esta caída anula los avances que la cotizada acumulaba desde su estreno bursátil, pero no suponen un cambio de tendencia en las recomendaciones. El consenso del mercado considera que la compañía dispone de un margen de subida del 42% hasta los 16,85 euros por título. El 80% de las firmas que siguen al valor recomiendan comprar frente al 20% que se decanta por mantener.

ArcelorMittal

Más de la mitad de los analistas que siguen al valor (un 57%) recomiendan su compra. El día de la presentación de resultados su caída bursátil fue del 5,86%. Su cuenta de resultados ya acumulan muchos trimestres en negativo, pero en el último año sus pérdidas se redujeron un 86,4% hasta los de 114 millones. Joaquín Robles, de XTB, confía en que “gracias a la demanda de su material principal, que ha aumentado mucho durante 2014, el próximo trimestre sea el definitivo para su despegue”.

BME

La empresa presentó sus resultados semestrales el 1 de agosto. Las cuentas fueron algo peor de lo estimado por el consenso del mercado y los inversores castigaron al valor con una caída del 7,3%. BME acumulaba un ascenso superior al 16% desde principios de año, por lo que ha consumido gran parte de su recorrido. Desde Renta 4, que ha incluido al valor en su cartera de cinco grandes, aconsejan “aprovechar la debilidad en el corto plazo para tomar posiciones”.

eDreams

El mayor castigo bursátil a una compañía tras la presentación de sus resultados se lo llevó la empresa de viajes online, que dio el salto al parqué en abril. El 20 de junio, publicó los resultados de su último ejercicio fiscal en el que perdió 21,1 millones y el valor cayó ese día un 9,72% en Bolsa. Los cambios de precios objetivos por parte de distintas casas de análisis prolongaron la sangría en la siguiente sesión, cuando se desplomó un 34,67%. Javier Sánchez, analista de XTB, ve “cierta madurez en los servicios prestados por la compañía, que parece que no termina de innovar y ganar nuevas cuotas de mercado”. Pese a ello, el 66% de los expertos que siguen al valor aconsejan comprar; un 17%, mantener y un 17%, vender.

FCC

La caída para este valor ante su presentación de los resultados del primer semestre fue del 6,46%. A pesar de que su precio objetivo se encuentra un 25% por encima de su precio actual solo un 11% de los analistas recomienda comprar, frente al 44% que aconseja vender y un porcentaje idéntico que indica mantener. Su precio más alto durante este año lo marcó el 17 de enero en los 21,15 euros. FCC redujo sus pérdidas en el primer semestre del año un 91,3%.

Grifols

Dentro del Ibex 35 no hay otra compañía que descendiese tanto en el mercado tras la presentación de sus resultados. A pesar de obtener un beneficio de 103,8 millones, un 13% más que en el mismo periodo del 2013, la cotizada descendió un 13,97%. Las previsiones son alcistas y el consenso sitúa su potencial de revalorización en un 19,7%. Muchos son los que recomiendan comprar, entre ellos Ana Isabel, de Beka Finance, que recuerda que “este tipo de compañías no responden a un contenido estacional”. U Óscar Germade, responsable de análisis técnico de Cortal Consors, que aunque apuesta por la compra recomienda esperar hasta su descenso a los 30 euros.

OHL

El beneficio de OHL descendió un 57% hasta los 40 millones y los inversores no acogieron con buenos ánimos los resultados del primer semestre. El 30 de junio se dejó un 6,73% y desde entonces la caída es del 14,7%. A pesar de este tropiezo, los expertos creen que la compañía guarda potencial y fijan como precio objetivo los 34,72 euros por título. En los últimos días las revisiones efectuadas por las casas de análisis se reparten entre comprar y mantener, a excepción de Sabadell que el día 31 emitió un informe en el que aconsejaba vender. El 45% de los analistas consultados por Bloomberg recomiendan compra, otro 45%, mantener y un 10%, vender.

SACYR

La caída acumulada por Sacyr desde que el pasado 30 de julio hiciera públicas sus cuentas del primer semestre es ya del 12,41%. Solo ese día la constructora se dejó un 2,79%. A partir de entonces las órdenes de venta se abrieron paso entre los inversores. No obstante, los analistas creen que la constructora conserva potencial. Unas de las casas que se muestra optimista es Renta 4 que cree que las cuentas del segundo trimestre de 2014 siguen la tendencia positiva del primer trimestre. Como catalizadores Nuria Álvarez apunta al proceso de ampliación en Testa y los avances que puedan conocerse del proceso de refinanciación de la deuda de Repsol. El consenso de los analistas consultados por Bloomberg cree que tiene un potencial de subida del 23% y el 59% de las firmas que siguen al valor recomiendan su compra, frente al 23% que opta por la venta y el 18%, por mantener.

TÉCNICAS REUNIDAS

La empresa cayó un 4,68% el día que presentó sus resultados y el valor continúa desde entonces a la baja. Pese a que sus resultados decepcionaron a los inversores, la visión del mercado sigue siendo optimista. Un 58% de los expertos que siguen al valor recomiendan comprar; un 25%, mantener y un 16%, vender. El valor guarda un potencial a 12 meses del 17%. “Su diversificación y cifras records de contratos son un buen aliciente para los inversores de largo plazo que confían en la recuperación global impulsada por EE UU”, explica Robles.