La operación le permite consolidarse en obra civil en EE UU

ACS compra la estadounidense J.F. White Contracting

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.

La filial estadounidense de ACS, Dragados Construction USA, ha cerrado la adquisición de la constructora norteamericana J.F. White Contracting, dedicada la obra civil con sede en Boston (Massachusetts), según ha informado este domingo en un comunicado el grupo que preside Florentino Pérez.

ACS ha concretado que J.F White Contracting es una empresa con 90 años de experiencia en la realización de todo tipo de obra civil como puentes, carreteras, túneles, estructuras, obras marinas, trabajos especiales de inmersión, cimentaciones, plantas de tratamiento, etcétera. Además, la constructora estadounidense tiene una amplia experiencia y reconocimiento en la realización de obras complejas y singulares.

Según ACS, alcanzó una facturación de 257 millones de dólares en 2013 (unos 200 millones de euros) y cuenta con una cartera de más de 350 millones de dólares con 50 trabajos en curso. “Actualmente lidera los consorcios encargados de la construcción de los puentes de Longfellow y Fore River en Boston”, ha agregado.

El comunicado de ACS destaca igualmente que la empresa “ha sido seleccionada para la construcción de la ampliación del metro de Boston (Green Line Extension), un proyecto con más de 1.200 millones de dólares de presupuesto, en el que la compañía mantiene una participación del 40%” y que su adquisición permite a Dragados “entrar en el mercado de Nueva Inglaterra, donde opera la compañía americana, y consolidarse como uno de los líderes en obra civil en EEUU”.

“La compañía, por geografía y actividad, es muy complementaria a las actuales actividades de Dragados en esta costa y supone dar un paso más en la internacionalización del grupo constructor y su consolidación como una de las empresas líderes en Norte América, alcanzando una facturación en Estados Unidos y Canadá cercana a los 2.000 millones de dólares”, ha remachado.

Por último, ha recordado que Dragados opera en Estados Unidos y Canadá a través de las filiales Schiavone, Picone, Pulice y Prince, en adición a las propias Dragados USA y Dragados Canadá, y que el conjunto de estas empresas esperan licitar por obras con un valor superior de 15.000 millones de dólares (casi 11.300 millones de euros)