Coloca 3.133 millones, por encima del máximo previsto

El Tesoro vende los bonos a diez años batiendo otro récord mínimo

Parqué de la Bolsa de Fráncfort
Parqué de la Bolsa de Fráncfort REUTERS

El Tesoro Público ha pasado el examen en un momento de incertidumbre en los mercados. Ha superado el objetivo de emisión en la subasta de hoy al haber colocado 3.133 millones de euros en deuda a largo plazo, por encima de los 3.000 millones previstos. Asimismo, ha logrado reducir las rentabilidades ofrecidas, tanto en los bonos a seis años como en las obligaciones a diez años, marcando inlcuso un mínimo histórico en el interés de papel a una década.

En concreto, el Tesoro ha vendido 1.180 millones de euros en los bonos con vencimiento en 2020 a un tipo de interés del 1,422%, frente al 1,568% de la anterior subasta de las mismas características celebrada a principios de julio.

En las obligaciones a diez años ha adjudicado 1.920 millones de euros al 2,686%, lo que supone un nuevo récord mínimo, por debajo del 2,8% registrado en la pasada subasta. Con todo se ha situado por encima del interés al que se negocia en el mercado secundario de deuda, ligeramente por encima del 2,5 %.

La demanda de los inversores ha sido muy elevada, hasta 7.913 millones de euros, lo que ha situado la ratio de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes de las entidades y el importe finalmente adjudicado, en 2,12 veces.

Y eso a pesar de que en las últimas sesiones dominan las tensiones por Ucrania y los problemas financieros en Portugal y Grecia, que han reavivado los temores de los inversiones, alejando la deuda a diez años del récord del 2,5% al que cotizó este mes. La prima de riesgo está en el nivel más alto en un mes.

En la última subasta, celebrada el pasado 22 de julio, el Tesoro cerró con éxito la emisión al colocar 2.511,77 millones en letras a 3 y 9 meses con una alta demanda.

Antes de cerrarse esta emisión de deuda, el Tesoro había captado ya cerca del 75 % de sus necesidades de liquidez para este año.