Tendrá una opción de compra de esta participación por cinco años

Popular ganará 400 millones al vender a Värde el 51% de su negocio de tarjetas

Logotipo del Banco Popular. EFEArchivo
Logotipo del Banco Popular. EFE/Archivo EFE

Banco Popular espera cerrar en septiembre la venta al estadounidense Värde Partners de un 51% de la participación de la sociedad Bancopopular-e, titular de su negocio de emisión de tarjetas, incluido el adquirido a Citi. Ayer Popular anunció un principio de acuerdo con la firma de EE UU. La operación permitirá al banco español realizar unas plusvalías de 400 millones de euros en tiempo récord. Popular tendrá una opción de compra por cinco años.

Operación redonda. Popular remitió ayer a la CNMV una nota comunicando que había llegado a un principio de acuerdo con Värde Partners para la venta de un 51% de su participación en el negocio de emisión de tarjetas. De esta forma, el banco que preside Ángel Ron negociará en exclusiva a partir de ahora con esta firma la venta de la mayoría del capital de la sociedad Bancopopular-e, titular a su vez de todo el negocio de emisión de tarjetas. el banco descarta así las ofertas de los fondos Apollo y Centerbridge.

El cierre de esta operación se encuentra sólo pendiente de algunos flecos, como la valoración total de la sociedad hasta ahora 100% de Popular y del plazo de la opción de compra que tendrá el banco español. Estos flecos, no obstante, parece que están ya bastante atados, con lo que la operación podrá incluirse en los test de estrés de Popular como medidas para mejorar más su capitalización ejercidos enero de esta año hasta septiembre (fecha límite que el BCE tendrá en cuenta en los test de estrés). El banco español conseguirá con esta venta sumar unas plusvalías de 400 millones de euros en menos de tres meses. Estas ganancias equivalen a los 52 puntos básicos de capital que consume a Popular la compra del negocio de tarjetas de Citi España y las 45 oficinas de banca minorista que tenía en el país y anunciada a finales del pasado mes de junio.

La mayoría del capital de la plataforma de tarjetas de Popular, en el que está incluido el negocio adquirido a Citi, es lo que ahora vende el banco español.

Popular cerró el 23 de junio este negocio a Citi por 240 millones, precio al que hay que sumar otros 100 de déficit de provisiones que presentaba la cartera del banco estadounidense. Además, esta operación consumía algo más de 0,52% de capital del banco, que ahora se libera al perder la mayoría con la venta a Värde Partners y que es el precio que pagará la firma estadounidense. Queda pendiente de concretar, además de las autorizaciones pertinentes de los supervisores, la valoración final de Bancopopular-e, que cuenta con ficha bancaria. De momento, parece que su valor será superior a los 1.000 millones.

Popular, además, contará con una opción de compra a Värde Partners por un periodo de cinco años de este 51% de la plataforma de tarjetas, según los términos de la negociación están a punto de cerrarse.

Värde Partners ya ha llegado a otros acuerdos con Popular. En noviembre acordó la venta de la gestión de su negocio inmobiliario junto a Kennedy Wilson por 800 millones de euros. Tras ese acuerdo, la gestión del negocio inmobiliario se realiza a través de una sociedad en la que participará Popular, con control por parte de Värde Partners y Kennedy Wilson, quienes aportan su experiencia en la gestión de este tipo de activos. El valor contable de los créditos que gestiona esta nueva sociedad será de 9.350 millones y el de los activos adjudicados de 6.500 millones.

La plataforma de tarjetas de Popular, mientras, gestiona 2.300 millones, de los que 2.125 millones son de pasivo (2.000 procedentes de Citi), cuenta con 1.900 millones de créditos (los saldos de tarjetas), de los que 1.400 millones proceden de Citi. Posee, además, 4,5 millones de tarjetas de crédito, a las que Citi aportará 1,1 millones de las mismas. Su cuota de mercado es del 4,1% del total de tarjetas y más del 10% de cuota en tarjetas revolving.

Värde Partners, con sede en Minneapolis y centros de operaciones en enclaves como Londres o Sinpagur, está especializado en inversiones en mercados y activos financieros, y en la prestación de servicios a grupos restringidos de inversores globales. Popular espera cerrar el año con un beneficio de 325 millones, incluidas plusvalías.