Pierde más de un 1% tras ceder ayer un 13%

Continúa el castigo en Bolsa a Grifols

Vista general de una Junta General Extraordinaria de Accionistas de Grífols.
Vista general de una Junta General Extraordinaria de Accionistas de Grífols. EFE

Sigue el castigo bursátil a Grifols. La multinacional catalana de hemoderivados se anota esta mañana pérdidas superiores al 1% en el Ibex 35 tras cerrar ayer con una caída de más del 13%, la mayor desde que debutó en Bolsa en mayo de 2006. Los inversores siguen mostrando su decepción tras los resultados presentados la víspera por la compañía, que a pesar de ganar 224,8 millones en el primer semestre, un 23% más, estuvieron por debajo de las expectativas.

Los analistas explican que se esperaban mayores beneficios, pero admiten que el revés bursátil está siendo exagerado. La directora de relaciones con los inversores de Grifols, Núria Pascual, ha comentó a Efe que quizá “no se han entendido bien o no se han interpretado bien los resultados” de la compañía.

Pascual ha asegurado que Grifols está inmersa en la integración del negocio de diagnóstico transfusional adquirido a Novartis en enero de 2014 y que ese proceso ha tenido sus efectos en el segundo trimestre del año pero que se irá “corrigiendo” a medida que avance el año.

"Las expectativas eran demasiado elevadas en esta ocasión, bajo nuestro punto de vista", sentencian desde Kepler.

GRIFOLS 30,08 -0,23%

La directora financiera de Grifols, Nuria Pascual, afirmó ayer que los resultados del primer semestre que ha presentado la compañía “son buenos” y ha instado a los inversores a hacer una lectura “más tranquila” de los mismos