Rajoy aplaza a la próxima legislatura la segunda reforma

Patrimonio y financiación autonómica, para 2016

Patrimonio y financiación autonómica, para 2016

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció este viernes que el Ejecutivo acometerá una nueva reforma fiscal, en la que se modificarán figuras como los impuestos de sucesiones o de transmisiones patrimoniales, a principios del año 2016 que, en principio, irá de la mano del nuevo modelo de financiación autonómica.

En la rueda de prensa con la que pone fin al curso político, celebrada después de la reunión del Consejo de Ministros en la que el Ejecutivo ha aprobado los primeros cambios en materia fiscal, Rajoy explicó que en un primer momento la idea del Gobierno era hacer esta reforma de forma conjunta con el nuevo modelo de financiación autonómica. Sin embargo, añadió que, posteriormente, el Ejecutivo llegó a la conclusión de que éste “no era el mejor momento para esta reforma” ya que “no hay recursos suficientes”. Por esta razón, Rajoy avanzó que en lo que queda de legislatura el Gobierno va a trabajar en “una segunda parte de la reforma fiscal”, en la que se tocarán estos impuestos junto al nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas.

Por otro lado, el presidente del Gobierno anunció en el Consejo de Ministros de la reforma fiscal que supondrá que “9.000 millones de euros en los próximos dos años volverán a los bolsillos de los contribuyentes”. En este sentido, Rajoy defendió que la reforma “aliviará las cargas tributarias de 20 millones de españoles”, especialmente a aquellos con las rentas más bajas. Entre las medidas que incluye esta reforma, Rajoy destacó el incremento hasta los 12.000 euros del mínimo exento de declarar por IRPF y las mejoras para los que tienen rentas inferiores a 24.000 euros, así como para autónomos y pymes, para las familias, para los colectivos más desfavorecidos y para los pequeños ahorradores