El Gobierno revisará al alza la previsión de PIB y de empleo en septiembre

Rajoy seguirá con las reformas para “pisar el acelerador” del crecimiento

Rajoy seguirá con las reformas para “pisar el acelerador” del crecimiento
REUTERS

Consciente de que las preguntas abordarían cuestiones muy delicadas y nada cómodas para él como el pulso soberanista de Artur Mas, la corrupción política o las relaciones con el nuevo líder del PSOE, Rajoy centró su discurso en el ámbito económico, donde las cifras hacen más incontestable su afirmación de que “la recuperación ha venido para quedarse”. No obstante, fiel a su estilo, el presidente del Gobierno eludió caer en triunfalismos y al mismo tiempo que detallaba que la mejora de la economía es “firme y cada vez más intensa”, advertía que era el momento de perseverar con las reformas. Entre ellas, la más importante será la fiscal, que fue aprobada el viernes, un nuevo plan de empleo en otoño, la entrada en vigor de la Ley de Transparencia o culminar la reforma de la Administración.

Ante las críticas sobre los recortes acometidos en el Estado del bienestar, Rajoy recordó que se ha salido de la crisis “sin dejar desguarnecidos a los más débiles”, manteniendo o mejorando las pensiones públicas, la sanidad, la educación o la dependencia. De nuevo, no quiso atribuir el éxito de las políticas en exclusiva al Gobierno cuando dijo que la recuperación económica “no ha sido por casualidad o por la buena suerte”, sino que se debe a los “méritos” del Ejecutivo y al “esfuerzo de trabajadores, empresas, autónomos y parados”.

Tal y como ya apuntara el ministro de Economía, Luis de Guindos, esta semana, Rajoy recordó que fruto de todas las señales que indican que la actividad económica y el empleo están creciendo más de lo esperado, el Gobierno revisará su cuadro macro en septiembre y situará las previsiones de PIB en el 1,5% para este año (el dato anterior era del 1,2% y el primero fue del 0,7%) y en el 2% para 2015. El Ejecutivo también tiene previsto elevar la estimación de empleo, aunque en este caso eludió concretar las cifras revisadas. Para demostrar, como él mismo dijo, que la salida de la crisis está siendo “inapelable”, el jefe del Gobierno recordó las principales variables. Así, insistió en la rebaja de la prima de riesgo, ahora en 138 puntos básicos y remarcó la rebaja del tipo de interés del bono a 10 años, en el 2,55%. Y para apuntalar la tesis de que el crecimiento “está siendo sano, diversificado y se produce en un entorno de estabilidad de precios y ganancias de competitividad”, afirmó que está pasando algo que “era impensable hace solo unos meses”: la economía española es una de las que más crece de Europa y ya crea empleo neto.

En este sentido, dijo que la situación ha dado un vuelco de 180 grados, ya que “cuando llegamos al Gobierno, el paro crecía al 12% y según la última EPA, el desempleo desciende a un ritmo del 7%”. Además, destacó que en plena crisis el empleo haya sido capaz de aumentar un 1,1% con un crecimiento del PIB de apenas el 1,2%, una situación que contrasta con lo que ocurría en 2011, cuando el producto se incrementaba un 0,6% y la ocupación disminuía un 1,2%. “Son los efectos de las reformas que muestran un cambio de escenario y que la recuperación es indiscutible”, concluyó.

“Me quedo con que Mas ha dicho que no hará nada ilegal”

Mariano Rajoy afirmó sobre la consulta independentista que le podrán encontrar en el terreno de la “ley y el diálogo”. Además, el jefe del Gobierno reiteró en varias ocasiones su convicción de que Mas no hará “nada que sea ilegal”, tal y como el propio presidente de la Generalitat le expuso el miércoles. “No sé si me lo dijo en la reunión, yo lo tengo interiorizado y no tengo por qué poner en tela de juicio lo que Mas dice”, argumentó Rajoy para zanjar el tema, ya que valoró que es “muy perjudicial para todos los españoles, tanto los que viven en Cataluña como los que viven en otros sitios”. Lo que más le interesa al presidente es el documento con 23 propuestas que le trasladó Mas sobre varios temas en materia económica. “Son cuestiones que le preocupan a la gente, que creo que es de lo que hay que hablar” afirmó Rajoy.

Por último, tuvo también unas palabras para el expresidente Jordi Pujol, quién ha confesado haber tenido dinero en el extranjero sin regularizar. “Ha sido un impacto enorme, los políticos tenemos que intentar que estas cosas no se produzcan nunca más”, dijo. En materia de corrupción, se limitó a decir que “la Justicia está funcionando y ahora está tratando a todos por igual”.

“El rescate bancario es la opción más barata”

El jefe del Gobierno aseguró en la comparecencia tras la última reunión del Consejo de Ministros del curso, que el rescate que se llevó a cabo a parte del sistema financiero español fue la alternativa “más barata” y “la mejor” para los españoles.

Rajoy argumentó que solo tenía dos opciones: mantener las entidades o dejarlas quebrar. “Esa era la alternativa y la tuvieron muchos otros en Europa y en Estados Unidos y todos hicieron lo mismo o algo parecido”, aseguró el presidente. Además, tuvo palabras para el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero al que reprochó no haber actuado antes, tomando semejantes medidas durante su legislatura. “Quien debiera haberlo hecho no lo hizo”, recriminó al respecto.

Rajoy se refirió también a la posibilidad de haber dejado caer a algunas entidades bancarias como Catalunya Banc, NCG Banco o Bankia. Sobre el tema se preguntó: “¿Quién hubiera pagado los depósitos, Quién se hubiera hecho cargo de los planes de pensiones?, ¿Qué habría pasado con los trabajadores?”. El jefe del Ejecutivo defendió que su plan ha dado viabilidad a una situación “muy difícil”.