La facturación cae el 1,7%

El resultado neto de Carrefour bajó un 47,2% en el primer semestre

El grupo francés de la gran distribución Carrefour anunció hoy que su resultado neto se situó en el primer semestre en 504 millones de euros, un 47,2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Su facturación alcanzó de enero a junio los 35.870 millones, una caída del 1,6%, mientras que su resultado operativo corriente aumentó un 7,9%, hasta los 833 millones. El resultado bruto operativo (EBITDA) de la compañía en ese periodo, según indicó en su comunicado, creció un 1,8%, hasta los 1.515 millones de euros, y su deuda se incrementó en 1.400 millones, hasta los 7.324.

Sus ventas aumentaron en Europa un 0,2%, hasta los 26.178 millones, porcentaje que se elevó al 7,7% en el resultado operativo corriente (ROC) en esa zona, hasta los 558.

Solo en Francia, la facturación creció un 0,3%, hasta los 17.005 millones y el resultado operativo corriente un 6,9%, hasta los 515, lo que se explica por una mejora del margen comercial ligado a ganancias logísticas.

En otros países europeos, según precisó, las ventas se mantuvieron estables, en 9.173 millones, y el ROC se incrementó un 19,1%, hasta los 43, con una “buena progresión” en España y en Bélgica, y una intensificación puntual de sus inversiones comerciales en Italia.

En América Latina y Asia su facturación anotó caídas respectivas del 7,2% y del 3,9%, mientras que su resultado operativo corriente avanzó un 13,4% en el primer caso, y descendió un 15,2% en el segundo.

Para Carrefour, destacó en este primer semestre la creación de Carmila en abril, una compañía dedicada a la valorización de los centros comerciales, y la adquisición de las actividades de DIA en Francia, lo que equivalió a más de 800 puntos de venta.

Asimismo, subrayó la compra de 53 supermercados en el norte de Italia, operación que está sometida a la aprobación de las autoridades competentes, y con la que confía en reforzar la estrategia multiformato del grupo.

Para el conjunto del año, prevé mantener su plan de mejora de la oferta en sus tres principales mercados (Francia, Brasil y España), reforzar el atractivo de sus centros en esos países, acelerar la renovación de sus tiendas, impulsar la expansión del multiformato y mantener una disciplina financiera “estricta”.