Prevé que sume el 30% del beneficio con la absorción de Catalunya Banc, frente al 7,7% actual

España recupera el protagonismo en la cuenta de resultados de BBVA

El consejero delegado de BBVA, Angel Canorn Madrid
El consejero delegado de BBVA, Angel Cano Madrid EL PAÍS

BBVA recupera su confianza en España. Quiere que el beneficio en el país represente el 30% tras la integración de Catalunya Banc –ahora es del 7,7%–. El banco considera que el mercado ha entendido bien la compra de CX y su renovada apuesta por la economía española. BBVA ganó en el semestre 1.328 millones de euros, el 53,9% menos que un año antes, debido a la ausencia de los extraordinarios que se anotó en 2013. En España gana 222 millones y confirma su salida de las pérdidas por el sector inmobiliario.

 No hay lugar a dudas. BBVA ha recuperado su confianza en el mercado español. La compra de Catalunya Banc devolverá el protagonismo de España en la cuenta de resultados del grupo, que durante más de un lustro ha ido perdiendo fuelle, que ha compensado por su ya antigua apuesta por el mercado mexicano. El país azteca aporta el 42,8% de los resultados tras ganar 900 millones de euros en el semestre, frente a los 222 millones de España –608 millones provenientes de la actividad bancaria, a lo que hay que restar los 446 millones de pérdidas por la gestión de sus inmuebles adjudicados–.

La integración de Catalunya Banc permitirá al banco llegar a una cuota de mercado en España superior al 15%, objetivo marcado para cualquier región, y mejorar su peso sobre los beneficios totales al 30%, frente al 7,7% actual.

El optimismo del banco que preside Francisco González parte de la ya denotada recuperación de la economía en España y que ya, según datos de la propia entidad, se ha traducido en un crecimento del crédito al consumo de junio del 35%, el de pymes y negocio del 10% y del hipotecario del 5%. Pese a estas mejoras, el crédito bruto a la clientela total en el país no llega a compensar el retroceso del saldo por el desapalancamiento explica el banco y cae el 8,3% en un año. El margen de intereses en España así cae un 9,2% por la desaparición de la cláusula suelo. Y el beneficio desciende un 19,7%, según explica el banco consecuencia de unos ajustes que se han realizado en la red y servicios centrales.

El consejero delegado del grupo, Ángel Cano, incluso restó importancia a las hasta no hace mucho críticas de los mercados y sobre todo de las agencias de calificación, que castigaban tanto a BBVA como a Santander por sus orígenes españoles, pese a su fuerte diversificación geográfica. Ayer Cano, de hecho, dijo que el mercado había considerado positiva la compra de Catalunya Banca (que opera en las oficinas bajo la marca CX) y así se había reflejado en la cotización de la acción del banco.

El ejecutivo explicó cómo la compra de CX permitía a BBVA reforzar su cuota y su posición en un mercado muy apetecible por su elevada renta per cápita y su “mucho potencial” como es Cataluña y también suavizó los posibles efectos de la deriva soberanista en Cataluña. “Es muy raro que nos pregunten” fuera de España por este asunto, pero sí se interesan por la corrupción, algo en lo que el país “tiene que mejorar mucho y exigir tolerancia cero”, subrayó.

Cano recalcó que Catalunya Banc es ahora “una entidad sana y limpia” que ha trabajado “mucho” en el proceso de reestructuración, por lo que el grado de sorpresa negativo es “remoto”. La entidad catalana recibió más de 13.000 millones en ayudas para su recapitalización, de las que el Estado ya ha dado por perdidos más de 12.000 millones.

El grupo ganó en el semestre 1.328 millones de euros, con una caída del 53,9% sobre igual periodo del año anterior como consecuencia de la ausencia de las plusvalías generadas el pasado ejercicio. Sin tener en cuenta esta peculiaridad, el resultado mejora el 11,7%. En España las entradas en mora caen con lo que la tasa se sitúa en el 6,3% (9,8% con inmuebles).

Las ventas de inmuebles mejoran el 15,6%

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, afirmó ayer que la compra de Catalunya Banc, por la que pagará 1.187 millones de euros, cifra que podría rebajarse a 930 millones, no va a paralizar a la entidad, ya que tiene capacidad para continuar aprovechando oportunidades de compra si surgieran, tanto en España como en otros países. Ante los analistas reconoció que estudia la compra de la filial española de Barclays, aunque ahora con menos interés que hace unas semanas. Sobre Catalunya Banc dijo que en el banco “estamos muy satisfechos con la compra y queremos ser líderes en Cataluña”.

El banco rebajó su exposición neta al sector inmobiliario en España a 13.792 millones de euros y acumuló una caída del 11,5% desde finales de 2012, con unas ventas de 11.402 unidades, el 15,6% más que un año antes. El banco destaca el aumento del nivel de ventas de inmuebles respecto a 2013.

Cano explicó que el impacto que pudiera tener en el banco una posible quiebra de Argentina sería limitado. Por áreas geográficas, además de los mencionados 608 millones ganados en España, en Eurasia –Turquía y China– el beneficio creció el 2,8%, con 362 millones. En México creció el 3,2% y sumó 900 millones. En Suramérica lo redujo el 12% y quedó en 483 millones. En EE UU ganó 196 millones, un 3,6% menos.