La deuda financiera alcanza los 652 millones

Indra gana un 27% más en el primer semestre por los menores gastos extraordinarios

Indra logró un beneficio atribuible de 60 millones en el primer semestre de 2014, lo que significa un incremento del 27% sobre los 48 millones alcanzados en el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos ofrecidos por la compañía.

La cifra de contratación del grupo tecnológico en los seis primeros meses del año alcanzó 1.647 millones, mientras que las ventas se situaron en 1.476 millones, con una leve caída del 1% respecto al primer semestre de 2013.

La empresa precisó que las cifras de ventas y de contratación en términos reportados se vieron afectadas por la depreciación de la divisa en Latinoamérica. Así, en moneda local, las ventas habrían aumentado un 5% y la contratación habría crecido un 6%. El resultado neto de explotación (ebit) alcanzó 101 millones de euros, un 5% más que en el primer semestre de 2013, situando el margen de ebit en el 6,9%, frente al 6,5% del mismo periodo del año anterior.

La deuda neta de Indra se situó en 652 millones, lo que supone un 1% más respecto a los 649 millones de euros del primer semestre de 2013. Indra recordó que, a propuesta del consejo de administración, el pasado mes de junio la junta general a acordó el pago de un dividendo ordinario de 0,34€ por acción con cargo a los resultados 2013. Ello equivale a un pay out del 48% y a una rentabilidad por dividendo del 2,8% sobre el precio de cierre del año 2013 (12,155 euros). El pago se ha hecho efectivo a principios de julio.

En cuanto a la evolución prevista para el resto del año, el grupo sostiene que “la esperada evolución del capital circulante neto y de los demás factores que determinan la generación de recursos permiten a la compañía confiar en alcanzar el objetivo de generar un cash flow libre superior a 100 millones en 2014”.