Prefieren la playa y sobre todo pasar desapercibidos

Así serán las vacaciones de los ministros

Los miembros del Ejecutivo comienzan mañana tres semanas de descanso

Playa del Parque de Doñana
Playa del Parque de Doñana

El curso político toca a su fin y los ministros también se van de vacaciones. No obstante, todos coinciden en que se mantendrán “sin perder la actividad política y siempre pendientes de la actualidad y de posibles acontecimientos”, explican fuentes ministeriales. Si todo marcha según lo previsto, el de mañana1 de agosto será el último Consejo de Ministros hasta el próximo día 29, lo que exige que los miembros del Ejecutivo estén al frente de sus obligaciones unos días antes. Además, harán turnos de guardia durante estos días de descanso. Así, parece que aquello del mes entero, casi desterrado entre una amplia mayoría de los trabajadores, se hace extensible a los ministros.

Si las vacaciones de 2013 se vieron marcadas en sus días previos por el trágico accidente ferroviario de Santiago, parece que este año los titulares de las carteras vivirán unos días más tranquilos, la mayoría de ellos dedicados a la familia, la lectura y el deporte. Cada vez son menos los que desvelan cuál será su lugar de veraneo. Ya sea por cuestiones de seguridad o de intimidad, varios de los ministros se muestran reacios a facilitar esa información. En cualquier caso, casi todos ellos prefieren quedarse en España; más concretamente en Andalucía.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pasará la mayor parte de sus vacaciones en su tierra natal, Galicia, aunque no será en la localidad pontevedresa de Sanxenso donde tiene una casa. El presidente ha alquilado un inmueble para pasar varios días en intimidad junto a su familia. Después, visitará el Parque Nacional de Doñana y se alojará en el Palacio de las Mirasmillas. Durante estos días, Rajoy tiene previsto reunirse también con el Rey, tal y como es tradición. Será la primera vez que el monarca Felipe VI mantenga este despacho con el jefe del Ejecutivo. Hasta ahora, estos encuentros se realizaban en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, aunque aún no ha sido confirmado si en esta ocasión será también así, dado que el Rey tiene previsto estar en la isla apenas 10 días. La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no ha querido desvelar el lugar en concreto, pero todo parece indicar que pasará unos días en Portugal, de donde procede su marido, el abogado del Estado Iván Rosa, para descansar junto a su familia.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, disfrutará de su descanso con su familia en Marbella. Como todos los años, se desplazará a la localidad malagueña para practicar sus aficiones favoritas que son el tenis y la lectura. Por su parte, Cristóbal Montoro, titular de Hacienda y Administraciones Públicas, no saldrá de la Comunidad de Madrid, ya que tiene previsto desplazarse hasta la sierra donde tiene una casa.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, es fiel a Huelva como cada verano. Es natural de esta provincia andaluza y siempre que puede regresa a casa. Ana Mato, responsable de la cartera de Sanidad, “pasará sus vacaciones entre Madrid y su casa en el Puerto de Santa María en Cádiz, donde estará con sus hijos y amigos”, según confirman desde el ministerio. Alberto Ruiz Gallardón, ministro de Justicia también ha elegido el sur. En este caso, se desplazará a localidad malagueña de Nerja, donde tiene una casa familiar.

Isabel García Tejerina, recién nombrada ministra de Agricultura, irá con su familia a Valladolid y “hará alguna escapada al norte”, seguramente a las playas de Asturias o Galicia.

Jose Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores, aprovechará estas vacaciones para disfrutar de su hobby, que es salir a navegar. En esta ocasión, el ministro ha escogido la localidad alicantina de Jávez para practicar su deporte favorito. Desde el ministerio aseguran que Margallo dará por concluidas sus vacaciones unos días antes de final de mes para poder “preparar un viaje a las islas del Pacífico donde tendrá varias reuniones de negociación con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, aunque natural de Zamora, es una enamorada de Galicia y dispone de casa en Pontevedra, por lo que, tal y como ya hiciera el año pasado, disfrutará de unos días de descanso en tierras gallegas.

Los Ministerios de Interior, Educación, Defensa e Industria han eludido concretar dónde irán sus respectivos titulares. Tales departamentos llevan tiempo sin revelar esta información, ya sea por motivos de seguridad o simplemente porque no quieren que se conozca para evitar incidentes. Todo indica que sus vacaciones no serán muy diferentes a las que sí han anunciado sus compañeros de Gabinete. De hecho, Pedro Morenés, ministro de Defensa, ya reveló que el año pasado se quedó en Madrid “sin hacer nada especial”.

Deporte, lectura, familia e intimidad

Ante todo, mucha tranquilidad. Es el gran objetivo que se han marcado la mayoría de los ministros para sus vacaciones. Y tranquilidad para ellos es poder disfrutar del deporte, la lectura y, sobre todo, la familia. Además, lo harán sin salir de la Península, por lo que vivirán unos días de descanso de modo austero. En los momentos de crisis los ministros son los primeros que eligen no derrochar y por eso prefieren pasar unos días en familia, muchos de ellos en sus comunidades de origen.

El tenis y la navegación son los deportes preferidos por varios de ellos. Los expertos dicen que hacen falta al menos dos semanas para desconectar completamente del trabajo. Sin embargo, estas no son las pretensiones de los titulares de las carteras. Desde los ministerios aseguran que los miembros del Ejecutivo estarán siempre pendientes de la actualidad y la actividad política.