Ha participado en un crédito sindicado de 200 millones de dólares al grupo R

Sabadell espera su ficha en México para hacer banca para ricos

Sede de Banco Sabadell en Cataluña
Sede de Banco Sabadell en Cataluña REUTERS

Banco Sabadell ha comenzado a operar en México para ofrecer financiación a infraestructuras, turismo y energía, a través de su filial Sabadell Capital. Y lo ha hecho participando con 17 millones de dólares en un crédito sindicado de 200 millones a una empresa del grupo R. Cuando obtenga su ficha bancaria abrirá su oferta para realizar banca destinada a las rentas medias-altas.

Tanto Banco Popular como Sabadell buscan diversificar su negocio fuera de España. Consideran que ha llegado el momento de su internacionalización y han elegido Estados Unidos y México para iniciar su aventura fuera de la frontera española.

Ambos parten casi de cero en el mercado azteca, aunque cuentan con el apoyo de sus principales accionistas, destacados inversores mexicanos y colombianos. Y también ambos quieren especializarse, por lo menos en un primer momento, en la financiación a empresas y pymes españolas que inviertan en México o mexicanas que inviertan en España. Sabadell, de momento, inició a principios de este mes su actividad con una Sofom –la autorización la obtuvo en junio–, o lo que es lo mismo, una sociedad de financiación de objeto múltiple, Sabadell Capital. Y ya ha conseguido cerrar su primera operación. Se trata de un crédito sindicado de 200 millones de dólares a una empresa del grupo R, líder en México en el sector del petróleo y gas. Sabadell ha participado con 17 millones de dólares en la operación, de la cual ha sido agente Banco Santander.

Para abrirse un hueco en el mercado mexicano, Sabadell aprovechará el compromiso de la Administración con el desarrollo de las infraestructuras en el país. Considera que puede aportar financiación a los futuros proyectos.

Sabadell recuerda, como también lo hace Popular, que México es un país poco bancarizado aún, y los seis primeros bancos del país tienen balances inferiores a los suyos. Además, las perspectivas de crecimiento de la economía azteca siguen en alza.

El banco que preside Josep Oliu ha puesto el foco en Latinoamérica en banca corporativa y financiación estructural en pesos y en dólares. Energía, industrial, turismo, comercio exterior e inmobiliario completan, junto a la financiación de infraestructuras, su especialización en México en la actualidad. En paralelo, Sabadell espera recibir la autorización para obtener una licencia bancaria antes de que finalice el primer semestre de 2015. Con esta ficha, el banco podrá realizar todo tipo de operaciones. Su objetivo es hacer banca con empresas y en un futuro ampliar su actividad a rentas medias-altas.

El banco prevé que entre 2019 y 2020 haya seis millones de familias con rentas medias-altas. Además, buscará iniciar su apuesta bancaria para la clase media con una oferta de productos que operen desde plataformas móviles, según explica la propia institución.

“Buscamos llegar a profesionales de la era digital, que están familiarizados con banca electrónica y operaciones online. Esto permitirá que el diseño del banco no tenga que soportar estructuras de operación grandes”, explicó Jaime Guardiola recientemente en México.

Este es también el modelo que quiere implantar en España poco a poco, y será Madrid donde el banco iniciará su experiencia piloto, justo la comunidad autónoma donde cuenta en proporción con menos oficinas, razón por la que será donde comience a reforzar su apuesta digital. Pese a iniciar su actividad de cero en ese país, el banco español cuenta con dos puntos fuertes. Conoce el mercado mexicano desde hace años, pues ha controlado el 20% del mexicano Banco Bajío. Además, su consejero delegado ha vivido y trabajado varios años en México. Fue, de hecho, el responsable de BBVA en este país durante varios ejercicios.

Sabadell Capital tiene presencia en México DF, ciudad en la que ha ubicado su sede, y en Monterrey. Dispone de un equipo de 21 personas, bajo la dirección de Francesc Noguera.

El reto que tiene en mente el banco es controlar el 5% de la participación en banca corporativa y el 2% en banca empresarial en cinco años. A más corto plazo, se ha propuesto financiar unos 2.000 millones de dólares.

200 fichajes en el país azteca en un año

Banco Sabadell heredó de Caja Mediterráneo (CAM) una pequeña plantilla en México, de alrededor de 30 profesionales. La caja, intervenida, nacionalizada y vendida en subasta a Sabadell, tenía empleados en el país azteca para supervisar los múltiples proyectos inmobiliarios que tenía en la zona.

Para reorientar el negocio hacia la financiación de infraestructuras y el asesoramiento a grandes patrimonios, Sabadell ha iniciado la selección de personal. Su objetivo es contar con una plantilla de unas 200 personas dentro de un año. Entre las primeras contrataciones que ha efectuado Sabadell Capital figura la de un director de riesgos. Además, la actividad mexicana contará con el apoyo de los profesionales que el banco posee en Miami, donde opera a través de Sabadell United Bank. Para liderar la implantación en el mercado azteca y la selección de nuevos empleados, ha desplazado a México a un equipo de cinco directivos desde España, vinculados al departamento de financiación estructurada.