Lanza un plan de recompra de acciones

Ferrovial cifra en 26.138 millones su cartera, récord histórico

Imagen de una autopista en Dallas (EE UU) gestionada por Ferrovial. Ampliar foto
Imagen de una autopista en Dallas (EE UU) gestionada por Ferrovial.

Ferrovial cerró el primer semestre del año batiendo un récord histórico: su cartera pendiente de ejecución se situó en los 26.138 millones de euros.

La multinacional española nunca había acumulado tantos pedidos como en los primeros seis meses de este año y, según comunicó ayer con motivo de la presentación de sus resultados semestrales, la cifra no incluye contratos como la ampliación de la autopista I-77 en Carolina del Norte (EE UU) o la construcción de una planta de generación eléctrica en Polonia.

Ferrovial lanza un plan de recompra de acciones de 350 millones

Ferrovial ha acordado lanzar un plan de recompra de acciones propias por el que se hará con títulos representativos de hasta un 3,5% de su capital social por un importe máximo de 350 millones de euros, según informó el grupo de construcción y servicios.

Con este programa, la compañía que preside Rafael del Pino pretende complementar la retribución al accionista y aumentar la liquidez de la acción, según detalló la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, en virtud del plan de recompra de acciones, aprobado en la última junta de accionistas del grupo, Ferrovial comprará en el mercado un máximo de 25,67 millones de acciones propias, representativas del 3,5% de su capital. La inversión en el programa será de un máximo de 350 millones de euros.

El plan de compra de títulos estará vigente hasta el 15 de diciembre de este año, si bien concluirá con anterioridad si se alcanzasen antes los máximos establecidos de inversión y de acciones.

Ferrovial se compromete a comprar los títulos a precio de mercado y a no adquirir más del 25% del volumen medio diario de las acciones de Ferrovial en el mercado regulado en el que se efectúe la compra.

El grupo presidido por Rafael del Pino explicó que el 68% de la cartera procede de fuera de España, y que 18.841 millones corresponden a servicios y 7.297 millones a construcción. Ferrovial añadió en un comunicado otros proyectos por ejecutar aún no contabilizados como la renovación de la red ferroviaria en diversas regiones de Reino Unido o la ampliación de dos autopistas, una en Australia y otra en Arabia Saudí.

Ferrovial registró entre enero y junio de este año un incremento del 11,5% en la facturación, alcanzando los 4.159 millones de euros, informó el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valroes. El grupo atribuyó la mejora al impulso de la división servicios, que se consolida como la mayor del grupo, “por la aportación de nuevos contratos y la consolidación Enterprise (que se consolida seis meses en 2014 frente a los tres meses que se integraba en 2013)”.

Ferrovial destacó “la solidez” de sus “dos principales activos”, el aeropuerto de Heathrow y la autopista 407 ETR. El resultado bruto de explotación del aeropuerto londinense creció un 15,6% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en la autopista canadiense el aumento del resultado bruto fue del 10%. Por sus inversiones en estos dos activos Ferrovial ha recibido en el semestre dividendos por 151 millones de euros.

La compañía, que registró una caída del beneficio desde los 287 millones hasta los 168 millones por ausencia de extraordinarios, cayó ayer en Bolsa un 1,28% cerrando a 15,75 euros por acción.

Recompra de acciones por hasta 350 millones

Ferrovial anunció ayer a la CNMV, tras presentar sus resultados semestrales, el lanzamiento de un plan de recompra de acciones al que destinará un importe máximo de 350 millones.

El grupo de servicios y construcción explicó que el objetivo es “reducir el capital social de Ferrovial mediante amortización de acciones propias” y “coadyuvar a la política de retribución al accionista de la sociedad mediante el incremento del beneficio por acción”. El plan permanecerá vigente hasta el 15 de diciembre. Ferrovial explicó que, en cuanto al precio, el grupo “no comprará acciones a un precio más elevado que el más alto entre el precio de la última operación independiente y la oferta independiente más alta de ese momento en los lugares de negociación donde se efectúe la compra”.