Cirus Andreu Cabot, Director de Inversión y Producto de Banco Sabadell

“Las Bolsas del sur de Europa vencerán a la alemana”

Cirus Andreu Cabot, director de Inversión y Producto de Banco Sabadell.
Cirus Andreu Cabot, director de Inversión y Producto de Banco Sabadell.

Cirus Andreu lleva las riendas de la quinta gestora por patrimonio en fondos de inversión. A finales de junio, los activos en la gestora de Banco Sabadell superaban los 9.500 millones de euros, frente a los 5.931 administrados en junio de 2013. Es optimista sobre la Bolsa y recomienda los fondos garantizados o de renta fija para los partícipes más conservadores.

Pregunta. ¿Salen perdiendo los fondos en la nueva reforma fiscal frente a los seguros?

Respuesta. No, aparecen dos figuras privilegiadas a cinco años: los seguros y los depósitos. Lo más probable es que los fondos de inversión también se incorporen a ese nuevo instrumento. Leídos todos los requerimientos, el nuevo vehículo corresponde más a los fondos garantizados que a los depósitos.

P. ¿La nueva tributación puede favorecer el retorno a los depósitos?

R. La remuneración de los depósitos va a estar muy en línea con los intereses del mercado. Concluida la reestructuración bancaria, la retribución de los depósitos es extremadamente reducida. Con el regreso de la confianza se ha producido una vuelta a los fondos de inversión. Estamos ahora con niveles de activos semejantes a la situación anterior a la crisis financiera (al 2007). Ahora la parte de inversores que son más sensibles a la rentabilidad intentan aprovechar las ventajas que les ofrece la Bolsa a través de fondos mixtos, garantizados de renta variable o fondos perfilados de acciones.

P. ¿Qué alternativas tiene hoy el inversor conservador?

R. Tiene dos opciones, la primera suscribir un fondo garantizado de renta variable referido a las Bolsas europeas. Con el principal protegido al 100%, previsiblemente conseguirá dos puntos por encima de la deuda pública en un entorno de inflación cero.

También el inversor conservador tiene la posibilidad de invertir en fondos de renta fija que le van a producir rentabilidades apenas positivas y esperar a que suban los tipos de interés.

P. Los garantizados son productos con muy mala prensa. Buenos para la banca y malos para el cliente...

R. Ciertos discursos contra los garantizados son los del Pitufo cascarrabias. Si la gente quiere garantía de capital, ¿por qué no se la podemos dar? Los fondos garantizados de renta variable permiten al inversor optar a rendimientos superiores a los activos de renta fija al mismo plazo. Lo dicen todo en el folleto y en la comisión de gestión están incluidos todos los costes, incluso el de comercialización. Se les pide una transparencia extrema. En sus fichas se advierte de la rentabilidad esperada en el mejor y en el peor escenario.

P. Pero históricamente en pocas ocasiones baten a la deuda...

R. En nuestro caso sí, en el periodo completo de la garantía la rentabilidad ha sido favorable para el inversor conservador. Ahora, por ejemplo, a 12 meses rinden el 5% e incluso en algún caso, el 11%. El que contrató un garantizado en 2005 y permaneció invertido en 2008 y 2009 evitó pérdidas significativas de su cartera.

P. ¿Fondos garantizados o con rentabilidad objetivo? ¿Qué prefiere?

R. Hemos preferido, en beneficio de la claridad, seguir con garantizados y no lanzar fondos de gestión pasiva. Ponemos una rueda de recambio si las Bolsas o los activos de deuda no se comportan como se espera o si se producen perturbaciones del mercado.

P. ¿Qué opina de los fondos estructurados?

R. Hay de todo. Han aparecido fondos que no garantizan el 100% del capital, solo el 80% o el 90%. Para maximizar la rentabilidad toman posiciones con riesgo que no cubren el principal. No son para ahorradores tranquilos, sino para inversores conocedores.

P. ¿Y la inversión inmobiliaria?

R. Se ha comprobado que la inversión en inmuebles no garantiza el principal. Ahora han sufrido un castigo excesivo y son una inversión a considerar para quienes admitan el riesgo.

P. Dentro de la Bolsa ¿dónde ve más oportunidades?

R. La Bolsa europea ha sufrido las noticias de crecimientos económicos menores de lo esperado en algunos países muy importantes de la Unión Europea, como Francia e Italia. También se ha visto afectada por la rebaja de la tasa de crecimiento de los países emergentes. En términos de valoración hay buena perspectivas para la renta variable europea.

P. ¿Cómo espera que termine el año en España?

R. La corrección bursátil se ha manifestado con mucha intensidad en los países periféricos. Pensamos que, particularmente, las Bolsas del sur, cuando las noticias económicas mejoren experimentarán mayores revalorizaciones que las Bolsas más tradicionales, como la alemana.

 

“Esperamos que los mixtos rindan el 6%”

Andreu insiste que “la decisión más importante para el inversor es qué tipo de riesgo acepta; es decir, si está dispuesto a invertir en acciones o si prefiere mantenerse en una posición conservadora, en activos de renta fija, en deuda”.

Este año la rentabilidad esperada para quienes opten por bonos “apenas será positiva, previsiblemente cercana al 1%”. Habrá “vacaciones de rendimientos financieros”. En su opinión, “los inversores conservadores esperarán invertidos en deuda pública a que suban los tipos de interés, tendencia natural que seguirá al crecimiento económico”.

Por otro lado, los inversores que admitan riesgo y opten por fondos mixtos, con mayor porcentaje de renta variable, no obtendrán rentabilidades tan altas, como las conseguidas en ejercicios anteriores, pero rondarán el 6%.

Y los que inclinen sus carteras mayoritariamente por el mercado de valores, “previsiblemente tendrán rendimientos del 9%”. Pese a que en las últimas semanas se ha producido un agotamiento de la ilusión en Bolsa americana y la europea ha sufrido las malas noticias: “Hay recorrido”.