Este modelo llegaría con pantalla de 4,7 pulgadas para competir con el iPhone 6
Carcasa tarsera Samsung

El teléfono Samsung Galaxy Alpha cada vez más cerca de ver la luz

Se presenta un otoño de lo más competido en el mundo de la movilidad, al menos en lo que se refiere a nuevos lanzamientos de terminales que son muy esperados. Un ejemplo de ello es que el iPhone 6, al menos el modelo con pantalla de 4,7 pulgadas, parece que llegará en septiembre. Y todo apunta a que tendrá un rival de cuidado en el mercado: el Samsung Galaxy Alpha.

Este modelo, que por lo que parece también podría ver la luz en el mismo mes de este año 2014 y que acompañaría al Galaxy Note 4 en su presentación, es un dispositivo que supondrá un cambio para la compañía coreana en su concepción a la hora de fabricar teléfonos: utilizará el metal en su carcasa, en vez del habitual plástico y, además, ofrecerá unas especificaciones de gama alta para competir con el modelo de Apple. Y, por lo que parece, Sony también se quiere sumar a la “fiesta”, ya que es posible que en el transcurso de la feria IFA que se celebra en Berlín (de nuevo, en septiembre), sea de la partida el Xperia Z3. Mucha “leña”, no cabe duda.

El caso es que el modelo menos conocido, ya que es una nueva gama de producto, es el Samsung Galaxy Alpha. Y las razones que llevan a pensar que este dispositivo verá la luz en no mucho tiempo son que ya se han comenzado a realizar las pruebas necesarias para conseguir las certificaciones para su venta, concretamente las que otorga la entidad Bluetooth SIG. Por lo tanto, el modelo es real y, también importante, ya estaría terminado su diseño para ponerse a la venta. Por cierto, que aquí se puede ver el registro en la web del dispositivo, que tiene la nomenclatura interna SM-G8508S.

Qué hace diferente al Samsung Galaxy Alpha

Lo cierto es que en lo referente a las especificaciones, este dispositivo no es un modelo que integre grandes innovaciones, pero lo cierto es que su importancia es grande. Como hemos indicado antes por un motivo conceptual, ya que el cambio de estrategia de Samsung es grande (además, devuelve la pelota a los de Cupertino, que planean lanzar un iPhone 6 de 5,5 pulgadas para “enfrentarlo” a la gama Galaxy Note). Además, llama la atención la apuesta por un tamaño de pantalla de sólo 4,7 pulgadas siendo un modelo orientado a la gama alta, lo que también varía la forma de trabajar de los coreanos, que tendían a paneles cada vez mayores.

¿Y qué se debe esperar de este modelo? Pues por lo que parece, una pantalla con calidad HD (720p); procesador Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,5 GHz; 2 GB de RAM; compatibilidad con 4G; 32 GB de almacenamiento; lector de huellas digitales; cámara de 12 megapíxeles; y, como no, sistema operativo Android, que es el fiel compañero de los teléfonos de Samsung por el momento. En definitiva, que no le faltará de nada.

El caso es que el Samsung Galaxy Alpha es real, llegará al mercado y ya se verá si es capaz de competir al utilizar el metal con los modelos que ponga en juego Apple. Además, habrá que conocer cómo reubica la compañía el resto de sus terminales, en especial el Galaxy S5.

Normas