Solo Bankia y Arcelor cotizan por debajo de su nivel de hace dos años

Gamesa, Bankinter y Sacyr, líderes del Ibex desde 2012

Panel de la sesión de la Bolsa de Madrid
Panel de la sesión de la Bolsa de Madrid

El Ibex ha pasado en dos años de su mínimo histórico a rozar los máximos desde 2010. Desde la declaración de Mario Draghi el 24 de julio de 2012 en las que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) salió en defensa del euro y aseguró que las medidas del organismo serían suficientes para salvaguardar a la moneda única, el selectivo español ha avanzado un 83%. Solo dos valores del índice, Bankia y ArcelorMittal, se encuentran todavía por debajo del precio al que cotizaban entonces. El resto ha recuperado con holgura esos niveles con alzas que superan los tres dígitos en numerosos valores.

Sobresale la revalorización que acumulan las acciones de Gamesa en los dos últimos años. La empresa fabricante de aerogeneradores avanza un 778% desde entonces. El podio de la lista de compañías que más han subido desde que el Ibex tocó fondo hace ahora dos años se completa con valores de los sectores de la construcción y el sector bancario, dos de los más golpeados por la crisis. Bankinter ocupa el segundo puesto con una subida del 363% desde julio de 2012 y la constructora Sacyr se revaloriza un 359%. También aparecen en los primeros puestos ACS, con un avance del 204% y FCC, que se revaloriza un 134% en este periodo.

En el lado contrario se encuentran Bankia y ArcelorMittal.El caso de la entidad financiera, que se deja un 82% en los dos últimos años, es particular, ya que realizó un contrasplit en 2013 que hizo que cada cien acciones del valor se agruparon en una. Este efecto de gran dilución de las acciones, afirman los expertos, condiciona el análisis de la marcha en Bolsa de la entidad presidida por Ignacio Goirigolzarri.

Por su parte, ArcelorMittal baja un 4,14% desde julio de 2012 a causa de la caída constante del precio del mineral de hierro, que mantiene bajos los márgenes de la empresa, y de la reestructuración realizada por la empresa en los últimos tiempos.

El principal foco de los miedos en el mercado hace dos veranos era el aumento desmedido de la prima de riesgo de los países periféricos hasta zonas alarmantes.El diferencial del bono español a diez años con su homólogo alemán subió aquel día hasta los 638 puntos básicos. La progresiva bajada de la prima de riesgo desde es una de las claves de la remontada bursátil que el Ibex anota desde entonces y fue uno de los efectos más claros de la intervención de Draghi. Nicolás López, analista de MG Valores explica que “un primer rebote llegó derivado de la mejora de las primas de riesgo, al pasar de un pánico vendedor a las compras tras asegurar Draghi la supervivencia del euro”.

Jaime Díez, analista de XTB, realza la importancia de aquel discurso del presidente del BCE. “Se acabaron las posiciones y las estrategias orientadas a las subidas de rentabilidad de los bonos, a las caídas de las Bolsas y a las salidas de países de la zona del euro”.

Desde aquella jornada de julio, el Ibex empezó a asomar la cabeza de forma tímida. El selectivo concluyó aquel año con un descenso del 4,66%. Un siguiente punto de inflexión se dio en verano de 2013. Tras un comienzo de año lateral en el que el Ibex avanzó con muchas dudas, el regreso de los inversores extranjeros al mercado español y el aumento de la confianza permitieron al selectivo emprender un rally que le llevó a cerrar el año con números verdes por primera vez después de tres ejercicios de caídas. El índice subió un 21% el año pasado. En lo que va de 2014, con el apoyo del BCE y la incipiente recuperación económica en el horizonte, el índice acumula una revalorización del 9,8%.

Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, explica que “los valores españoles habían caído mucho y hubo mucha sobreventa en los años duros de la crisis, pero para mí la clave del repunte está en el verano del año pasado cuando los inversores extranjeros volvieron a interesarse por la Bolsa española”. La mejoría de las estimaciones de crecimiento para España por parte de distintos organismos, añade, debería apoyar un avance de los beneficios empresariales. Como recuerda Tomás García–Purriños, analista financiero de CortalConsors, “más de dos tercios del aumento del bex 35 desde 2012 se explica con expansión de múltiplos”, por lo que las valoraciones son exigentes si no hay una revisión al alza de los beneficios.

El buen momento que vive la deuda soberana española también debería seguir siendo un apoyo para el Ibex. El interés del bono a diez años cerró la semana en el 2,54%, nuevo mínimo, con la prima de riesgo en los 139 puntos básicos.