El 40% de las ventas se realiza en EE UU

Donde otros ven basura, ellos crean moda

Donde otros ven basura, ellos crean moda

De unos neumáticos usados a unas chanclas para la playa. Con las redes usadas que los pescadores tiran y ensucian el mar, de nailon, crean una chaqueta… Así se las gastan en Ecoalf, no hay desecho que no investiguen para convertirlo en moda.

Tras su andadura en la firma de bolsos Fun & Basics, el empresario madrileño Javier Goyeneche decidió, en el año 2008, mirar más allá. “Me empeñé en buscar tejidos con la misma calidad que los normales pero que tuvieran un alto porcentaje de compuestos reciclados”. Consciente de las flaquezas de la industria textil en el respeto por el medio ambiente, visitó fábricas de todo el mundo y se adentró en el reciclaje de basura para crear telas. Así dio vida a Ecoalf, cuyo nombre es un homenaje a su hijo Alfredo.

“Hasta entonces los tejidos reciclados que veíamos solo lo eran en un 15% como mucho”, recuerda Goyeneche. Pero en Corea del Sur encontró la clave: “Nunca soñé que pudiéramos hacer esto, pero allí aprendimos que hasta con los posos de café se podía crear una tela de alta calidad”.
Gracias a las alianzas y los acuerdos firmados con fabricantes de todo el mundo y al empeño por la I+D, Ecoalf puede comercializar, hoy en día, prendas cuyo porcentaje, al menos el 93%, de la materia prima es reciclada. “Entre otras cosas, hemos logrado telas de nailon sin brillo o textiles tan finos como el papel. Algo que antes era imposible”, apunta el fundador.

“Hemos logrado telas de nailon sin brillo”, apunta el fundador

El proceso es integral y sale caro. “No vamos a una feria y compramos telas. Nosotros creamos el tejido y con él diseñamos nuestros productos”, matiza Goyeneche. “Si nos enteramos de que alguien, en cualquier parte del mundo, está investigando con la basura para hacer textiles… ¡allí estamos rápidamente!”, bromea. Por ello, afirma que en estos primeros años “necesitamos ajustar los márgenes de nuestras prendas para comercializarlos a precios competitivos”, algo que no impide “cerrar 2014 con más de 4 millones de euros en facturación”, prevén.
Procesos

Más de 6 millones de toneladas de basura inundan cada año nuestros océanos perjudicando ecosistemas enteros. La mayoría de residuos son plásticos o redes de pesca abandonadas, que además están hechas con el mejor nailon del mundo. Con ello, Ecoalf puede crear tejidos para fabricar abrigos y plumíferos, reduciendo en un 30% las emisiones de CO2 a la vez que fomentan la limpieza de los mares.

El proceso con el plástico PET (el utilizado en botellas de agua convencionales) pasa por triturarlo y crear con él fibras de poliéster. Posteriormente se da una nueva vida en forma de etiquetas de las prendas, correas o cordones. “Un abrigo puede llegar a contener el plástico de 70 botellas de agua”, explican desde la firma.

Lo de los posos usados de café va más allá. “Investigando, supimos que el café absorbe olores, protege de los rayos UV y seca muy rápido”, asevera el fundador y presidente. Hace algunos años que llegaron a un acuerdo con la cadena internacional 7Eleven para recoger estos residuos, los cuales son mezclados, en forma de masa húmeda, con trozos de plástico reciclado dando lugar a los textiles utilizados para prendas deportivas y técnicas.

En España es donde se encargan del reciclado de neumáticos y su tratamiento. A base de separar los componentes de las ruedas se obtiene un caucho limpio que dará vida a las típicas sandalias de goma o a la suela de unas zapatillas deportivas.

El mar Mediterráneo ya tiene aliados

Donde otros ven basura, ellos crean moda

El próximo proyecto de Ecoalf se queda en casa gracias a un acuerdo firmado con las cofradías de pescadores de Levante. “Se han comprometido con nosotros a traer a tierra la basura que se engancha en las redes, con ella, además, investigaremos nuevos tejidos a base de polipropileno (otro tipo de plástico utilizado en envases)”, explica Javier Goyeneche.
Ecoalf se encargará de todo el proceso: selección y transformación. No en vano, la empresa dedica en torno a los 120.000 euros cada año en I+D, “un montante enorme para una pyme”, apuntan.
No se olvidan de las fibras naturales como la lana que reciclan después de haber tenido usos industriales. “El reciclado del algodón es básico ya que, a pesar de su origen natural, necesita mucha agua para su cultivo”. Así, investigan con ortigas como sustituto.

Datos básicos

INTERNACIONAL
LA EMPRESA NACIÓ con vocación internacional. De hecho, más del 40% de sus ventas corresponden a EE UU, a través de cadenas multimarca que distribuyen sus productos. El 30% se vende en Europa y un 10% en el mercado japonés. También, gracias a la tienda online www.ecoalf.com.


PREMIOS
EN ECOALF LLEVAN con orgullo haber sido galardonados con diversos premios, entre ellos el Premio Nacional de Moda al Emprendimiento, el renombrado galardón de diseño Laus o el Premio Europeo al Mejor Producto para el Desarrollo Sostenible dentro de la categoría pyme.

TIENDA
La calle hortaleza 116 de Madrid es la mejor ubicación para la única tienda física de Ecoalf. Un espacio creado con materiales traídos de vertederos y maderas recicladas donde, además de comprar, es posible comprender los procesos de la firma para conseguir los revolucionarios tejidos.

ACUERDOS
Apple se fijó en ellos. “Nos reunimos con sus representantes en Cupertino (California), nos hicieron una auditoría y empezamos a fabricar fundas para sus productos”. Después llegaron acuerdos con caras conocidas como la actriz Gwyneth Paltrow o el cantante de The Back Eyed Peas Will I Am.