Ofrece pagar el 25% de su deuda

Nozar acaba la primera fase de su concurso tras cinco años

Nozar ha concluido, tras un periodo de cinco años, la fase común del proceso de concurso de acreedores en que está inmersa desde septiembre de 2009 y ha iniciado la correspondiente fase de negociación de la propuesta de pago de deuda.

La inmobiliaria de la familia Nozaleda ya ha presentado una propuesta de convenio para afrontar el pasivo de 1.565 millones con que se declaró insolvente, que pasa por realizar una quita del 75% a este importe y pagar el 25% restante en quince años.

Nozar protagonizó en noviembre de 2009 uno de los mayores concursos de acreedores registrados en el sector inmobiliario, si bien posteriormente el juzgado estimó que la fecha de referencia de la insolvencia debe ser un año antes.

Tras estos cinco años de fase común de concurso, en la que la administración concursal ha elaborado el correspondiente informe sobre la empresa, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid ha declarado la finalización de esta fase y la apertura de la fase de convenio, según el auto que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Asimismo, el titular de este juzgado ha dado un plazo de dos meses, hasta el próximo 26 de septiembre, para que los acreedores de Nozar manifiesten su disposición a aceptar el plan de pago propuesto.

En virtud de este plan, Nozar ofrece pagar el 25% de su deuda (tras una quita del 75%) durante un periodo de quince años que arrancaría en 2015 y culminaría en 2029.

La inmobiliaria plantea no obstante una segunda opción de pago a sus casi 400 acreedores, entre los que figuran la Agencia Tributaria, la Seguridad Social y varios ayuntamientos.

Se trata de afectar los créditos a los ingresos que Nozar obtenga de las acciones de rescisión y nulidad de contratos que se han producido durante el proceso concursal.

Nozar justifica que el plan de pago supere los límites máximos de quita y espera que fija la Ley Concursal apelando a las “excepcionales circunstancias de la economía”.

No obstante, la propuesta de convenio de acreedores de Nozar no cuenta con el informe favorable de su administración concursal, que incluso la considera “ilegal”, según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

Los administradores concursales rechazan que la empresa desarrolle una “actividad esencial para la economía”, condición que debe cumplir para superar los plazos máximos legales de quita y espera. Asimismo, cuestionan que Nozar someta la eficacia y el plan de pago a que se ejerciten y se estimen una serie de acciones de rescisión que “ni identifica ni cuantifica”.

Además, la administración rechaza la propuesta de que a los acreedores que no voten el plan de pago se les aplique por defecto una cláusula que convierte sus créditos en préstamos participativos.