El Ibex gana al resto de mercados bursátiles en rentabilidad por dividendo

Por qué la Bolsa española es la más generosa con los accionistas

La bolsa española, la más generosa con los accionistas Ampliar foto

La fórmula mágica que necesita una empresa cotizada española para conseguir una base accionarial sólida, fiel y estable que no abandone el capital a la primera de cambio cuando vengan mal dadas es sencilla: basta con destinar una buena parte del beneficio a retribuir al accionista. El tradicional pago del cupón, eso es lo que esperan todos los pequeños accionistas que acuden a la Bolsa.

 Con esta fórmula, el éxito está garantizado. Y es que tal y como explica Miguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja), “el inversor español quiere una rentita, mientras que un inversor extranjero quiere saber cuánto va a ir acumulando porque quiere capitalizar su inversión, ya que mira más a largo plazo como un ahorro a futuro”. Precisamente, esto es lo que hace que el 26% de las acciones cotizadas estén en manos de las familias españolas, un porcentaje bastante superior al de otras Bolsas europeas: franceses e ingleses (11% cada uno) mientras que en el caso de los alemanes, supone un 9%, con lo que los españoles casi triplican este dato. Así lo desvela la actualización del informe sobre la Distribución de la Propiedad de las Acciones Españolas Cotizadas que anualmente elabora el Servicio de Estudios de Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Con este planteamiento, el inversor español está de enhorabuena, ya que las cotizadas vuelven a romper la hucha y las que dejaron de pagar el año pasado por culpa de la crisis están volviendo a pagar, y otras muchas están aumentando el dividendo. En la primera mitad de año, las empresas cotizadas españolas han repartido 13.583 millones de euros, lo que supone un 25% más que los distribuidos en el mismo período un año antes, en plena crisis.

Y es que entre enero y junio de 2013, la cifra repartida fue de 10.793 millones de euros, según datos del servicio de estudios de BME. En los primeros seis meses de este año, han vuelto al dividendo nueve compañías que lo suspendieron durante la primera mitad de 2013. Se trata de Telefónica, Endesa, ACS, Popular, Abengoa, Atresmedia, Testa y Lingotes Especiales. Europac, que dejó de pagar el dividendo a cuenta del primer semestre del año pasado -aunque si pagó un complementario en el segundo semestre-, ha vuelve a pagar este primer semestre.

“Los beneficios empresariales empiezan a recuperarse, por lo que los dividendos en principio deberían mantenerse e incluso aumentar”, explica David Galán, de Bolsa General. Durante la primera mitad del año, 22 empresas cotizadas incrementaron el dividendo, al tiempo que nueve lo redujeron y el resto repitió el mismo importe, de todas las que pagaron en los dos años.

“Las perspectivas e indicios de mejora económico-financiera que llevamos observando durante los últimos meses, han permitido a las principales compañías del Ibex 35 presentar mejoras en términos de solvencia, que se refleja en forma de impulso de las retribuciones al accionsta”, explican desde Intermoney Valores.

La más rentable por dividendo

Esta mejora, que se viene notándo desde hace tiempo, ha colocado al Ibex 35 por encima del grueso de los mercados bursátiles y de la renta fija en general, por la caída de tipos. Y es que la Bolsa española es la más rentable por dividendo de Europa, con un 4,70%, muy por encima del 3,28% del Cac de Paris o del 2,75% del Dax alemán.

Tradicionalmente siempre ha sido así:entre los años 1990 y 1997, la rentabilidad por dividendo de España se sitúa claramente por encima de las obtenidas en mercados como el alemán o el estadounidense. Esta situación vuelve a ser muy marcada desde el inicio de la crisis financiera en 2007 hasta actualmente.

Intermoney Valores asegura que el liderazgo en rentabilidad por dividendo de las empresas españolas se debe además a la positiva evolución en la generación de cash flow. “Este hecho, unido al gran esfuerzo de desapalancamiento de la mayoría de las compañías, se ha visto reflejado en los balances de manera especialmente positiva”, explica la firma de análisis.

Y es que tal y como recuerda David Galán, de Bolsa General, dentro del Euro Stoxx 50, tres valores españoles destacan entre los diez con mayor rentabilidad por dividendo del índice. Se trata de Santander, Telefónica y Repsol.

“Históricamente, las compañías con elevados retornos por dividendo son empresas que operan en sectores maduros, con crecimientos moderados pero sostenibles, y con pocas necesidades de inversión de capital, y que en consecuencia suelen repartir gran parte de los beneficios generados a sus accionistas en forma de dividendo”, asegura Gemma Hurtado, co-gestora de Mirabaud Equities Spain.

Las acciones con dividendos están especialmente indicadas para los inversores de corte más defensivo, que miran más al largo plazo, y que de esta manera pueden disponer todos los años de unas aportaciones económicas de forma regular e independientemente de la evolución de las acciones en los mercados bursátiles. Sectores como el eléctrico y energético son los principales culpables de ello. Enagás y Red Eléctrica ofrecen una rentabilidad por dividendo del 5,3% y del 4,11%, respectivamente.

De hecho, tal y como recuerda Miguel Paz, experto de Unicorp Patrimonio, estos dos valores son los elegidos por los inversores que huyen de la renta fija ante la escasa rentabilidad que ya ofrecen este tipo de destinos de la inversión.

“ Es lo más parecido a la renta fija dentro de la renta variable”, añadePaz.

La mejora en términos de riesgo en España ha ayudado también a que la Bolsa española se haya situado a la cabeza en términos de crecimiento, gracias al impulso traído por el aumento de la confianza de inversores extranjeros ante la mejora de las perspectivas económicas de nuestro país, tal y como explican desde Intermoney Valores. Más del 40% de las acciones cotizadas en el parqué español está en manos de inversores extranjeros, siendo éstos los principales propietarios de la Bolsa española, según datos publicados esta semana en un informe de BME.

Más rentable que la renta fija

En un mercado inundado de liquidez, las rentabilidades de la renta fija están cayendo con fuerza, principalmente en los países que fueron más castigados por la crisis como es el caso de España. Así, el rendimiento del bono español a diez años ha pasado del 4,73% al 2,66% en doce meses. Mientras que la rentabilidad por dividendo del selectivo está en cerca del 5%, casi el doble. Históricamente, esto no ha sido así. De hecho, el bono a diez años siempre ha tenido un rendimiento superior al de la rentabilidad por dividendo. El punto de inflexión está en 2009. La Bolsa española lleva cuatro años ofreciendo una rentabilidad por dividendo superior al rendimiento que ofrece el bono español a diez años.

Las empresas del MAB también pagan

De las más de 60 compañías que retribuyeron a sus accionistas en la primera mitad del año, nueve pertenecen al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Sin embargo, solo dos son valores del segmento de empresas en expansión. Se trata de Medcontech y Altia. Y es que el perfil de las empresas que cotizan en el MAB no responden al perfil de compañía que paga dividendos ya que pertenecen a sectores de crecimiento y, pre cisamente la principal razón que les lleva a salir al MAB es la búsqueda de financiación parque les permita continuar con sus planes de negocio e inversión. Altia es una de las dos que pagan. Esta consultora informática y de soluciones TIC pagó dividendo en mayo.

Otra de las compañías que retribuye regularmente a sus accionistas es Medcomtech que pagó 0,05 euros brutos por acción a a sus accionistas en enero con cargo a los resultados del ejercicio 2013.

Esta compañía, que cuenta con una capitalización de 87 millones de euros, se dedica a la distribución de instrumental y material médico ortopédico y reconstructivo para implantes quirúrgicos.

El resto de las compañías del MAB que han retribuido a sus accionistas en la primera mitad del año son, por un lado la socimi (sociedad cotizada de inverasión inmobiliaria) Promonet que salió a cotizar a finales de 2013, y seis sicavs (Sociedades de Inversión de Capital Variable). Cualquier inversor particular puede acceder a las sicavs que cotizan en el MAB.