Comparativa de los tres modelos más destacados de la gama media
La batalla de los "minis": Galaxy S5 mini, HTC One mini 2 y LG G3 Beat

La batalla de los "minis": Galaxy S5 mini, HTC One mini 2 y LG G3 Beat

La gama media de smartphones se aprieta con la llegada de un nuevo competidor, el LG G3 Beat, que está llamado a ser rival del Samsung Galaxy S5 mini y del HTC One mini 2. El nuevo dispositivo de LG, que en Europa se estrenará como G3 S, tiene especificaciones similares a sus rivales, aunque también existen diferencias entre los tres.

La apuesta de las principales fabricantes de smartphones pasa por adaptar sus teléfonos estrellas con características más discretas para presentar una opción asequible para la gama media. Samsung, HTC y LG han apostado por esta estrategia y sus últimos terminales prometen competir por conquistar a los usuarios que no se deciden por los buques insignia.

Los tres dispositivos de ambas compañías se presentan con diseños prácticamente idénticos a sus hermanos mayores. Así, el Samsung Galaxy S5 mini cuenta con un acabado plástico con textura porosa, mientras que el LG G3 Beat y el HTC One mini 2 heredan el acabado metálico de los terminales estrellas de ambas compañías. La distribución de botones y el estilo de bordes y de la parte frontal también es un reflejo de los LG G3, HTC One M8 y del Galaxy S5.

En cuanto a las dimensiones de los tres gama media de Samsung, HTC y LG, existe bastante igualdad. El Galaxy S5 mini es el más pequeño, con 131,1 milímetros de alto por 64,9 y 9,1 milímetros de grosor, con un peso de tan solo 120 gramos. Las propuestas de LG y HTC son más grandes y también presentan un peso mayor, en parte por el acabado metálico que tienen.

El HTC One mini 2 se va a 137,43 milímetros de alto por 65 de ancho y un grosor de 10,6 milímetros, con un peso total de 137 gramos. Por su parte, el LG G3 Beat se queda en 137,7 milímetros, por 69,6 de ancho y 10,3 de grosor, con un peso de 134 gramos. Como se puede apreciar, en este caso los modelos de HTC y LG son más parejos, mientras que la oferta de Samsung apuesta por ser más pequeña y ligera.

Similitud en pantalla y procesador

Existe cierto parecido en cuanto a las características de pantalla y procesador de los tres modelos, aunque sí es cierto que no son exactamente iguales. En relación a la pantalla, el LG G3 Beat se desmarca de sus rivales apostando por 5 pulgadas HD IPS, con resolución 1.280 por 720 píxeles. La resolución de sus rivales es la misma, pero el tamaño de pantalla no. En concreto, el Samsung Galaxy S5 mini y el HTC One mini 2 se quedan en 4,5 pulgadas, modelo Super AMOLED en el caso del terminal de Samsung y HD en el caso del HTC.

Las tres compañías han optado por opciones similares para el procesador. El Samsung Galaxy S5 integra un modelo de cuatro núcleos, posiblemente el Exynos 3470, a 1,4 Ghz, mientras que sus dos rivales tienen un Qualcomm Snapdragon 400, con cuatro núcleos a 1,2 Ghz. Se comprueba una gran igualdad en este campo.

Igual que los tres terminales están parejos en cuanto a procesador, la memoria RAM también es un aspecto en el que guardan similitudes, aunque el Samsung Galaxy S5 destaca ligeramente. El modelo de Samsung incorpora 1,5 GB de RAM, mientras que sus rivales se quedan en 1 GB, algo habitual en la gama media.

Las opciones de almacenamiento sí que dan ventaja a los modelos Galaxy S5 y HTC One mini 2 con respecto al nuevo LG G3 Beat, que se queda en 8 GB por los 16 GB de sus rivales. Los tres modelos pueden ampliar su capacidad con tarjetas MicroSD, lo que igualas sus opciones.

El HTC One mini 2 destaca por su cámara

Un aspecto interesante en relación a los tres terminales es el relacionado con sus posibilidades fotográficas. En este caso el HTC One mini 2 presenta mejores especificaciones, que sobre el papel dan ventaja al terminal. El smartphone de HTC cuenta con un modelo posterior de 13 megapíxeles y uno frontal de 5 megapíxeles, específicamente diseñado y acompañado con herramientas para 'selfies'.

Los dos rivales del HTC One mini 2 están por detrás en cuanto a especificaciones de sus cámaras. El Samsung Galaxy S5 mini es el que más se acerca, con 8 y 2,1 megapíxeles para su cámara posterior y para la inferior respectivamente. El LG G3 Beat se queda en 8 megapíxeles para la posterior y 1,3 megapíxeles para la frontal. Sin embargo, destaca que el LG G3 Beat incluye un sistema de autofoco láser, heredado del LG G3.

Pese a estar por detrás a nivel de características de sus cámaras, el LG G3 Beat puede presumir de tener la batería de mayor capacidad. LG ha introducido un modelo de 2.540 mAh, mientras que el terminal de HTC se queda en 2.110 mAh y el de Samsung en 2.100 mAh. Hay que destacar que el Samsung Galaxy S5 incluye algunas opciones como resistencia al agua con iP67 o lector para huellas dactilares, que no tienen su reflejo en la competencia.

Todos estos terminales, con Android 4.4 con versiones personalizadas por cada fabricante, se confirman como una buena opción para aquellos que no consideren necesario un smartphone de gama alta pero que quieran un terminal con potencia. Las diferencias entre los tres modelos no son muy elevadas y cada usuario tendrá que decidirse por los pequeños detalles que separan a estos tres smartphones.

Normas