El pasivo de España roza el billón de euros

Cada español debe 21.400 euros por la deuda asumida por las administraciones

La escalada de la deuda pública Ampliar foto

España está a poco más de 3.000 millones de euros para alcanzar el billón de euros de deuda. El Estado, las comunidades autónomas, los ayuntamientos y la Seguridad Social deben en total 996.963 millones de euros, según los datos correspondientes al cierre de mayo publicados ayer por el Banco de España.

En los últimos doce meses la deudase ha incrementado en 58.284 millones y hay que remontarse a 1909 para encontrar un porcentaje de deuda pública que supere toda la producción de la economía española en un año.

El pasivo de las administraciones públicas nacionales ha crecido en los últimos 12 meses a un ritmo diario de 160 millones al día. La buena noticia es que el nivel de crecimiento se ha moderado en los dos últimos meses. En abril, la tasa de aumento fue de 210 millones diarios y en mayo, de 186.

Para una población de 46,5 millones de ciudadanos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a 1 de enero de este año, cada español debe 21.400 euros por los préstamos que han asumido las administraciones.

La tasa de endeudamiento respecto al Producto Interior Bruto (PIB) calculado el año pasado –1,023 billones de euros– se sitúa en el 97,5%. Si finalmente se cumple la estimación del Gobierno para el presente ejercicio –que en abril vaticinó un crecimiento del PIB del 1,7%– la tasa se quedaría en el 95,9%.

El Ejecutivo considera que 2014 no será el año en el que España supere el umbral de endeudamiento del PIB del 100%, aunque varios analistas e incluso la Comisión Europea son menos optimistas. Esta última en sus últimas previsiones del pasado mayo calculaba que el ejercicio se cerrará en el 100,2%.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, sin embargo, espera que se quede en el 99,5% para subir al 101,7% en 2015, según la actualización del programa de estabilidad publicada el pasado abril. En todo caso, la ratio continúa subiendo respecto al año pasado, pese al crecimiento previsto del PIB, debido a que la deuda crecerá más. En 2013, la tasa concluyó en el 93,9%.

Desde el Ejecutivo explican que “el incremento se deriva, principalmente, por un déficit previsto para 2014 del 5,5% del PIB [...]”. Las previsiones iniciales eran de un 5,8%. Es decir, pese a todo, España continúa gastandoa más de lo que ingresa y, por lo tanto, precisa de financiación para cubrir su déficit público. Eso sí, el nivel de deuda 2014 se beneficiará de la reducción de las necesidades de emisión netas por el Tesoro en unos 6.000 millones de euros calculados en un principio. –desde 65.000 59.000 millones–, gracias a la disminución de los intereses de la deuda.

Los acreedores son, especialmente, grandes inversores extranjeros, que acaparan 302.847 millones de la deuda estatal –la que vende el Tesoro Público en las tradicionales subastas de letras, bonos y obligaciones–, seguidos por la banca nacional, con 209.295 millones.

El grueso de la deuda sigue colocada en valores a medio y largo plazo, hasta un total de 719.853 millones de euros, con un aumento de 13.478 millones respecto al mes anterior y un incremento de 70.826 millones frente a mayo de 2013.