Crece el 6,2% hasta 58 millones

La música grabada consigue en 2014 sus mejores ventas en años en España

Ricky Wilson, cantante de Kaiser Chiefsel 15 de julio. Ampliar foto
Ricky Wilson, cantante de Kaiser Chiefsel 15 de julio. Getty Images and MTV Europe

“Cauta” pero optimista al fin, la industria de la música grabada se felicita por las mejores ventas registradas en España en el primer semestre de un ejercicio anual en mucho tiempo, algo más de 58 millones de euros, esto es, un 6,2% más que en el mismo período de 2013.

En concreto, la inversión en música grabada, ya sea en soporte físico o digital, ascendió entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2014 a un total de 58,08 millones de euros, cifra superior a los 54,68 millones cosechados doce meses antes.

La noticia es doblemente positiva si se tiene en cuenta además que 2013 cerró con una caída del 13%, alcanzando el mínimo histórico desde que existen estadísticas del negocio, que desde 2001 -cuando el ejercicio obtuvo la cifra récord de 626 millones- se ha contraído un 80%.

Promusicae, la asociación que aglutina a la mayoría de productores musicales del país, ha dado a conocer hoy los datos, en los que se aprecia un incremento tanto de los soportes físicos, el más castigado hasta ahora, como del llamado “streaming” (escucha en línea), que se consolida como el sostén y lanzadera del negocio digital ante la caída esta vez de las descargas.

En 2014 los soportes físicos (sobre todo los CD) aumentaron 2,1 millones la recaudación, alcanzando los 32,2 millones, lo que supone un 6,5% más.

Un porcentaje similar de subida experimentó el ámbito digital, el 5,85, al pasar de 24,5 a 25,9 millones. Eso ha sido posible gracias a los ingresos de casi 20 millones de euros del “streaming”, tanto en su modalidad de pago como en la de consumo gratuito con publicidad, que obtuvo así un 14% más que en 2013 (16,5 millones de euros).

El porcentaje final de lo digital no fue superior por la caída de un 9% de las plataformas de descarga de álbumes, canciones y vídeos como iTunes (6,3 millones de euros de volumen de negocio) y el desplome de productos vinculados a móviles, como los tonos de llamada, que se contrajeron un 20%, hasta los 729.000 euros.

Así las cosas, el reparto del negocio entre el mercado físico y el digital sigue más o menos equiparado, en una proporción del 55 y del 45 por ciento, respectivamente.

Hay que remontarse a 2012 para encontrar datos positivos para la música grabada. Entonces, el incremento fue de un exiguo 2,2%, y el sector lo achacó a que un gran volumen de las compras de Navidad se aplazaron a enero, inflando artificialmente las cifras. De hecho, el ejercicio se cerró tras diciembre con una caída del 5,08%.

Promusicae achaca esta vez los buenos datos, que su presidente Antonio Guisasola asume con “cautela y esperanza”, al amplio número de importantes lanzamientos llevados a cabo en esta primera mitad del año, a destacar los de Coldplay, Michael Jackson, Pharrell Williams y David Bisbal, entre otros.

Destaca por ejemplo cómo el éxito “Bailando” de Enrique Iglesias encabeza su lista de “streaming” tras superar desde hace varias semanas el millón de reproducciones semanales. Cuando esta lista se inauguró, justo un año antes, bastaban 400.000 escuchas para alcanzar esa posición.

Guisasola ha vuelto a cargar además contra el daño que les genera la piratería, “expolio cotidiano, masivo, alevoso e impune”, y ha apremiado a las fuerzas políticas a reforzar la protección de los creadores con la nueva Ley de Propiedad Intelectual.

“Se trata de una ocasión histórica para que, de una vez por todas, los poderes públicos españoles se comprometan con la cultura de este país”, ha dicho el presidente de Promusicae, que critica “15 años de actitud de pasividad, indiferencia o respaldo tibio”.