El grupo analiza en la actualidad tres entidades financieras de Florida

Banco Popular pretende doblar su tamaño en EE UU con la compra de un banco

Sede de TotalBank en Estados Unidos
Sede de TotalBank en Estados Unidos

Banco Popular tiene sobre la mesa los informes de tres bancos de Florida (Estados Unidos) para su posible compra. El objetivo del grupo financiero español es duplicar su tamaño con una adquisición. Popular quiere diversificar su negocio para no depender solo del mercado doméstico.

No es una idea nueva. Ya el pasado año Popular se planteó seriamente diversificar su negocio para no depender únicamente del mercado doméstico. Estados Unidos, donde el grupo cuenta con un pequeño banco, TotalBank, adquirido justo unos meses antes de que estallara la crisis financiera en ese país, era uno de sus destinos favoritos para reanudar su incipiente expansión internacional. Ahora, el banco que preside Ángel Ron quiere ir de compras en este país otra vez. En su mesa hay tres bancos de Florida que analizan los expertos del grupo para su posible adquisición . A finales del pasado año también intentó hacer una compra en Estados Unidos. Estudió la compra de JGB Bank de Miami, pero se le adelantó Sabadell, ya que su propietario era el financiero colombiano Jaime Gilinsk, uno de los dos principales accionistas del grupo catalán.

A Popular, además, se le cruzó en el camino en las mismas fechas el grupo mexicano Del Valle, con quien llevaba tiempo hablando y cuya familia quería invertir en el banco español y contar con él como socio para su nueva aventura bancaria en México. La familia Del Valle estuvo vinculada a la banca hacía más de 20 años, pero por diversas circunstancias abandonó ese sector y se dedicó al empresarial, aunque su deseo de volver al negocio financiero la llevó a crear nuevamente un banco, BX+, el número 16 de México, cuyo proyecto era y es financiar a las pymes, lo mismo que hace Popular en España.

La entidad española aprovechó el momento para realizar una nueva ampliación de capital (la primera de 2.500 millones la llevó a cabo en diciembre de 2012 tras suspender los test de estrés) por 450 millones de euros suscrita íntegramente por un destacado grupo de inversores mexicanos, entre los que destaca la familia Del Valle. Esta operación, por la que los inversores mexicanos tomaron el 6% de Popular, permitió al grupo que preside Ron adquirir el 24,9% de BX+ y poner un pie en el país azteca.

Ahora, ha retomado su proyecto de crecer en Estados Unidos. Ha realizado varios estudios de mercado y la conclusión parece que siempre es la misma, su masa crítica en este país es muy pequeña para competir. Necesita como mínimo duplicar su tamaño, y alcanzar los 5.000 millones de dólares (3.672,47 millones de euros) de activos, aunque algunos analistas insisten en que éste sigue siendo un tamaño pequeño y debería alcanzar los 8.000 millones (5.875,96 millones de euros).

De momento, la filial estadounidense de Popular contaba al cierre del pasado año con 2.542 millones de dólares (1.867,09 millones de euros), un 5,6% más que un año antes. De esta cifra, 1.543 millones de dólares (1.133,33 millones de euros) son créditos brutos a la clientela. TotalBank opera con 19 oficinas y 444 empleados.

Reto: que América destaque en los ingresos

El banco que preside Ángel Ron lo tiene claro. Su objetivo en los próximos años es diversificar su negocio y crecer fuera de España, sobre todo en América. El reto es conseguir que en los próximos años “una parte importante de los ingresos de Banco Popular provengan del exterior, y más concretamente de América”, han reiterado en varias ocasiones fuentes del banco en diversos foros. “La idea es que dentro de cinco años (a contar desde 2013) hayamos sentado las bases para lograr que el 30% de nuestro beneficio proceda de fuera de España”, declaró Ron a principios del pasado ejercicio. De momento, Popular cuenta con dos entidades extranjeras, Banco Popular Portugal y TotalBank en Florida (ambos participados al 100%). Según su página web Popular cuenta con 2.000 sucursales en el territorio nacional, 200 en el extranjero y más de 15.000 empleados, “completamente especializados en pymes, autónomos y familias”. Además, cuenta desde diciembre (a falta de las autorizaciones) con el 24,9% del mexicano BX+, banco creado en 2003, y que está especializado en pymes, sector agropecuario y captación patrimonial. BX+ es un pequeño banco, pero “los seis primeros bancos de México tienen un balance similar al de Popular”, explican expertos del sector. Ahora, solo posee en torno al 6% de sus activos fuera de España.