Dónde pueden las pymes conseguir financiación para proyectos de I+D+i

En busca de la innovación perdida

Las pymes españolas apuntan a la falta de financiación como el principal problema para no innovar.

Pero el 70% reconoce no haber participado en concursos para la obtención de fondos públicos, según un estudio.

En busca de la innovación perdida
Thinkstock

Invertir en innovación se ha convertido en algo secundario en los últimos años, en especial entre las pequeñas y medianas empresas, obligadas a ajustar sus presupuestos como consecuencia de la crisis.

Sin embargo, los expertos coinciden en que potenciar la innovación dentro de las empresas será fundamental en el nuevo entorno empresarial posterior a la recesión, así como para abrirse a mercados exteriores.

Según un estudio de Ateknea Solutions, centro de investigación privado especializado en pymes, el 62% de las pequeñas y medianas empresas españolas se consideran poco o nada innovadoras, pese a que el 100% de las empresas encuestadas reconocen que la innovación es un elemento clave para su desarrollo.

El principal obstáculo que percibe el 56% de estas compañías para no llevar a cabo políticas de innovación es la escasez de financiación, además de la falta de ideas o el exceso de burocracia.

Pero al mismo tiempo que señalan a la ausencia de fondos como primer problema, el 70% reconoce que no ha participado nunca en concursos para la obtención de fondos públicos.

Según la compañía responsable del estudio, pocas pymes encuestadas conocen el programa Horizonte 2020, el ambicioso plan de la Unión Europa que movilizará 80.000 millones de euros de financiación para proyectos innovadores desde 2014 hasta 2020, de los cuales 9.000 irán destinados a las pymes europeas.

Que las pequeñas y medianas empresas recuperen la ambición por invertir en innovación tendría una incidencia directa en el panorama de la I+D+i española.

Según el último Informe Cotec sobre tecnología e innovación en España, las pymes acapararon en 2012 el 47% del gasto empresarial español en este apartado, un total de 3.335 millones de euros, 400 menos que las grandes empresas.

La mayor parte de esa inversión correspondía a empresas de entre 50 y 249 empleados, cuyo gasto medio en proyectos de innovación se sitúa en 651.000 euros, mientras que en negocios con menos de 10 empleados, la cifra es de 120.000.

Las pequeñas y medianas empresas que busquen innovar tienen diferentes opciones para obtener subvenciones o financiación de organismos e instituciones públicas:

- Agenda Digital: es un programa del ministerio de Industria que busca fortalecer el sector TIC en España. Recientemente ha anunciado la movilización de 308 millones de euros en ayudas para proyectos tecnológicos innovadores, con un presupuesto mínimo de 200.000 euros. La mayor parte de los fondos, casi 200, son préstamos reembolsables y 16 millones, subvenciones directas.

- CDTI: el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial dispone de una "línea directa de innovación", un instrumento que financia proyectos innovadores de empresas de cualquier tamaño con un presupuesto mínimo de 175.000 euros, y con un máximo de financiación del 75%.

- ICO: con la línea ICO Innovación Fondo Tecnológico 2013-2015, el organismo de crédito financia proyectos hasta 1,5 millones de euros, con un plazo de amortización de hasta siete años. La convocatoria se mantendrá abierta hasta el 14 de diciembre de 2015 en las entidades asociadas.