Cotec destaca el desplome del sector público

La crisis estanca el gasto en I+D en los últimos cinco años

Gastos en I+D en España Ampliar foto

España ha disminuido un 4,2% su gasto en I+D, (medido en dólares en paridad de poder de compra), desde el inicio de la crisis en 2008 hasta las últimas cifras disponibles, que datan de 2012. Es decir, la inversión en investigación y desarrollo ha caído en picado. Más, si comparamos estos números con los cinco. Estos son los países que junto con España tienen el mayor número de habitantes. Se trata de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Polonia, que durante esos mismos años incrementaron su gasto en un 16,4%.

 

Según el estudio presentado hoy por la Fundación Cotec, España destinó a esta partida en 2012 un total de 13.392 millones de euros, un 5,6% menos de los 14.148 millones ejecutados en 2011. La crisis ha marcado un antes y un después en estos datos. Tras un ciclo de una década de crecimiento continuo, en el año 2009 se redujo un 0,8% la inversión. Esta bajada llegó a ser del 2,8% en 2011, dejando entrever la bajada posterior.

Las causas de la caída

Entre los motivos que explican este desplome destaca el hecho de que cada vez hay menos empresas innovadoras, y en el sector público se ha producido una drástica reducción de investigadores. Desde 2008 se han destruido 4.000 empleos en el área de investigación, mientras que en el sector privado la ocupación se ha mantenido estable desde el inicio de la crisis. Por tanto, existe un deterioro del sistema público que se debería equilibrar, aseguran desde la Fundación Cotec. Como nota positiva, el informe resalta la existencia de unas 12.000 empresas que han asumido esta estrategia. Sin embargo, Juan Mulet, director general de Cotec, estima que este número de empresas debería multiplicarse por cuatro para entrar dentro de los baremos de crecimiento sostenible. Esto, lo achaca, en parte, a una falta de consciencia social de la importancia económica de la innovación. “Puede que no haya un entendimiento suficiente en lo público de la relación que hay entre ciencia y economía”, afirma Mulet. Además, añade que la capacidad de los grupos de investigación está en declive. El estancamiento es general en todo el país. Castilla y León y el País Vasco son las únicas comunidades autónoma que han mejorado sus indicadores, un 8,7% y 3,8% respectivamente. Mientras, comunidades como La Rioja han llegado a descender en un solo ejercicio un 14,7% su gasto en investigación en términos de PIB, pasando de representar el 1,02% del producto a solo el 0,87%. Además, hay un reparto de inversiones desigual entre los distintos territorios. Madrid, Cataluña, Andalucía, País Vasco y Comunidad Valenciana concentran el 77% del gasto total.

Representación de las pymes

Las pequeñas y medianas empresas acaparan la mayoría de la actividad en este sector. De estas 12.000 empresas citadas, tan solo 989 tienen a más de 250 empleados. Cabe destacar que 2.955 de estas entidades cuentan con 10 o menos trabajadores. Sin embargo, en todo el tejido empresarial español, las pymes gastan un total del 47% del dinero privado destinado a I+D, por lo que viendo la capacidad de las mismas, es una cifra más que significativa y demostrativa del panorama actual, según remarca Cotec. No obstante, no todas la conclusiones son negativas. Un grupo de 150 expertos ha realizado varias predicciones para el estudio y dictamina que al final de este año habrá una leve mejoría, la cual define “más como una remisión de las cifras negativas que la llegada de datos optimistas en sí mismos”.

Mulet afirma que “los expertos esperan que haya más fondos públicos”. Además, como bases para avanzar hacia un futuro de desarrollo, se destaca la capacidad española en investigación científica. En 2012, se produjeron 80.0000 publicaciones científicas, 50.000 más que en el año 2000. Por su parte, el informe resalta también la actividad exportadora de bienes de equipo.