Los representantes sindicales han convocado una huelga para el 17 de julio

La Casa de la Moneda luchará para no perder la fabricación de los billetes

La Casa de la Moneda luchará para no perder la fabricación de los billetes

Cuando la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)está a punto de cumplir 400 años, el Banco de España ha decidido asumir la fabricación de los billetes por primera vez en su historia. Desde 1940 esa labor correspondía a la Casa de la Moneda pero el organismo dirigido por Luis Linde quiere adaptarse a la Directiva Europea de Orientación de 2004 y creará su propia fábrica de billetes de euros adquiriendo maquinaria y contratando empleados de la Fábrica. UGTconsidera que la medida supondrá la pérdida del 25% de la plantilla de la FNMT, unos 400 empleados, mientras que desde el Ministerio de Hacienda, propietario de la Fábrica, afirma que no habrá despidos, según informa El País.

Los representantes sindicales de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) han acordado realizar una huelga el próximo jueves 17 de julio como protesta. Se manifestarán frente a la sede del Ministerio de Hacienda, en la calle Alcalá de Madrid, ya que la empresa depende de este organismo.

Al tiempo que preparan movilizaciones, UGT ha mantenido reuniones en el Congreso con parlamentarios y eurodiputados socialistas para trasladarles la preocupación de los trabajadores de Madrid y Burgos ante la “incomprensible” decisión del Banco de España de “arrebatar” a la entidad la fabricación de billetes, que pone en “duda la continuidad de la inversión” y el futuro de la empresa.

El sindicato asegura que el senador socialista Ander Gil y el diputado Luis Tudanca presentarán sendas iniciativas en ambas cámaras para pedir que el gobernador del Banco de España, Luis Linde, y el director de la Fábrica, Jaime Sánchez Revenga, expliquen en sede parlamentaria las razones que han llevado a decidir que sea el supervisor el que se encargue de fabricar la cuota de billetes de euro que otorga a España el BCE, así como la situación en la que quedará la Fábrica.

El problema se ha originado por la normativa del Banco Central Europeo (BCE) que exige a los bancos centrales que sean propietarios de la fábrica de billetes si quieren imprimir su cuota en euros, según fuentes próximas a la operación. Si no son dueños, el BCE obliga a que saquen a concurso la fabricación de billetes entre las fábricas autorizadas, entre las que están las de otros países. De hecho, en Europa es relativamente frecuente que los bancos centrales controlen las fábricas de moneda.

Ante esta situación, el Banco de España ha decidido crear una nueva fábrica, controlada en un 80% por el supervisor y el 20% restante, la FNMT, según UGT, con las máquinas y empleados procedentes de la Fábrica. Se cree que la nueva fábrica será una realidad en 2015 o 2016.

Fuentes del  Hacienda han comentado a El País que esta solución no dañará a la FNMT porque la nueva empresa contratará a sus empleados y recuerda que la producción de billetes “es el 40% de la facturación. El Banco de España solo producirá euros y la Fábrica realizará los billetes para otros países, sellos, loterías, quinielas, papel timbrado, etc.”. La FNMT, considerada una de las mejores del mundo, tiene contratos con países africanos y de América Latina para la producción de billetes y de papel moneda.

Sin embargo, los representantes de los trabajadores no ven la historia tan feliz. La Federación de Servicios Públicos de UGT cree que esta decisión “sin precedentes” supondrá la marcha directa de unos 125 trabajadores de la FNMT para la producción de billetes y casi otros 275 por la caída de labores administrativas, servicios generales, informática, laboratorio, diseño y otras.