El Banco de Portugal dice que tiene capital “suficiente”

Banco Espírito Santo no soporta la presión y cae un 5%

Banco Espirito Santo.
Banco Espirito Santo.

Banco Espírito Santo (BES) lo ha intentado pero al final le han fallado las fuerzas. Sus acciones, sumidas en la volatilidad, concluyen una jornada más con descensos. La entidad, que a media sesión llegó a registrar ganancias superiores al 3%, ha cerrado con un descenso del 5,5% hasta los 0,48 euros por título, niveles de agosto de 2012. La Comisión de Valores portuguesa decidió la vuelta a negocación de Banco Espirito Santo una vez que la entidad ha publicado “información relevante” sobre su situación financiera. “El consejo directivo de la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) decidió el levantamiento de la suspensión de negociación de las acciones de Banco Espírito Santo (BES) por haber terminado los motivos para la suspensión”, informó el supervisor del mercado portugués. Con el descenso de hoy la compañía acelera su decadencia: cae cerca de un 50% en un mes.

Poco antes, el Banco de Portugal había vuelto a salir en defensa de Banco Espírito Santo (BES) al subrayar que la entidad cuenta con capital “suficiente” para afrontar cualquier eventual impacto negativo derivado de su exposición al Grupo Espíritu Santo. Banco Espíritu Santo (BES) fue suspendida ayer de cotización en Bolsa cuando caía un 17% y lleva perdido más de la mitad de su valor en un mes.

“BES mantiene un montante de capital suficiente para afrontar eventuales impactos negativos asumidos por la exposición asumida al sector financiero de Grupo Espírito Santo (GES) sin poner por ello en peligro el cumplimiento de los coeficientes mínimos de capital en vigor”, indicó el banco central luso.

Asimismo, el Banco de Portugal aseguró que “no hay motivos que pongan en peligro la seguridad de los fondos confiados al BES por lo que los depositantes pueden estar tranquilos”.

Banco Espírito Santo, que ha perdido el 54% de su valor desde finales del pasado mes de mayo, ha desvelado una exposición a entidades del Grupo Espírito Santo (GES) de 1.182,94 millones de euros a 30 de junio de 2014.

La mayor entidad portuguesa por volumen de activos y segunda por capitalización de mercado precisó en un comunicado remitido a la Comisión de Mercados de Valores Mobiliarios (CMVM) que permanece a la espera de conocer el plan de reestructuración de Grupo Espírito Santo para calcular las pérdidas potenciales por su exposición.

“El comité ejecutivo de BES cree que las pérdidas potenciales derivadas de la exposición al Grupo Espírito Santo no pondrán en riesgo el cumplimiento de las exigencias regulatorias de capital”, declaró la entidad en un comunicado, donde señala que “no aumentará su exposición al Grupo Espírito Santo”.

El levantamiento de la suspensión se produce después de que BES detallara una exposición de 224,25 millones a Rio Forte y sus filiales, así como de otros 926,75 millones a Espírito Santo Financial Group (ESFG), principal accionista de BES con un 25,1%, y sus bancos, mientras que cuenta con una exposición de 31,93 millones a otras empresas, como Construcciones Sarrión y Opway.  

La entidad lusa subrayó que a 31 de marzo de 2014 mantenía unas reservas consolidadas de capital de 2.100 millones de euros, por encima del mínimo regulatorio de capital común Tier I del 8%.