El componente que se presentará es el modelo Exynos 5433 de fabricación propia
Pantalla Samsung Galaxy Note 3

El Samsung Galaxy Note 4 está cada vez más cerca: su procesador se conocerá mañana

Poco a poco se va aproximando el momento en el que el phablet Samsung Galaxy Note 4 será oficial, algo que todo apunta que ocurrirá el próximo mes de septiembre -justo antes de la feria IFA que se celebra en la ciudad de Berlín-. Y, como suele ser habitual, algunos detalles de este modelo se van conociendo.

Concretamente, del que se ha tenido noticias hoy es de su procesador, que en Europa será un modelo fabricado por la propia compañías coreana: un Exynos 5433 (hasta la fecha, en este mercado la elección era un componente Snapdragon de Qualcomm, por lo que hay un cambio). El caso, es que este producto será presentado mañana mismo según SamsungExynos y, por lo tanto, algunos de los detalles más importantes respecto al hardware del Samsung Galaxy Note 4 serán conocidos.

Esto lo decimos debido a que del procesador depende en gran medida el rendimiento y las funcionalidades que un terminal móvil puede ofrecer, por lo que cada vez estos se parecen más a lo PCs y Mac. El caso es que por lo que parece, el Exynos 5433 sería un SoC (System on a Chip) que utilizaría arquitectura de 64 bits y, por lo tanto, daría un salto evolutivo importante –además, el sistema operativo Android L cuando sea real incluirá dicho soporte-. Eso sí, hay que recordar que el primer terminal que incluyó un procesador de este tipo fue el iPhone 5s con su Apple A7.

Esto no será lo único destacable del Exynos 5433

Un ejemplo de esto será su estructura interna, de la que depende la cantidad de información que se puede gestionar en paralelo y, por lo tanto, ofrecer un mayor o menor rendimiento. Aquí también habrá novedades y buenas noticias, ya que el número de núcleos alcanzará los ocho. Estos utilizarán la tecnología denominada Big.LITTLE, que permite al termminal usar los cuatro de menor rendimiento cuando las necesidades no sean muy elevadas -como al leer el correo-, y los otros cuatro más potentes actuarán cuando se necesite el máximo -siendo el mejor ejemplo de esto los juegos con gráficos en tres dimensiones (aquí hay que decir que la GPU o tarjeta gráfica que integrará es una Mali-T670, que permitirá una calidad de imagen fluida y de calidad)-. Eso sí, parece que la frecuencia máxima de trabajo sería 1,3 GHz, lo que no es precisamente la más elevada que se conoce.

El caso es que todo esto permitirá al Samsung Galaxy Note 4 ofrecer un consumo más reducido a la vez que el rendimiento aumenta de forma considerable, lo que es muy positivo. Esto, por otro lado, podría dar soporte al uso de pantallas de resolución 2K y poder realizar trabajos mucho más complejos que hasta la fecha sin que disminuya la autonomía. Además, como hemos indicado antes, este modelo ya estaría preparado para aprovechar la nueva versión Android de 64 bits, lo que es un “plus” a tener en cuenta y que hace incluso más atractivo a este phablet de la compañía coreana.

Normas