Segunda subasta de estas caractertísticas

El Tesoro coloca 1.000 millones en un bono ligado a la inflación europea

El Tesoro Público ha lanzado la segunda subasta de bonos a diez años ligados a la inflación europea y la ha cerrado tras colocar 1.000 millones de euros entre los inversores, según confirmaron fuentes próximas al organismo.

Es la segunda vez que en España se lanza una emisión de este tipo para un mercado en el que están ya Francia, Italia y Alemania. La primera ocasión fue en mayo de este año, cuando el Tesoro colocó 5.000 millones con una fuerte demanda.

Los bonos europeos ligados a la inflación se diferencian de los bonos nominales en que su principal evoluciona según el Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA), excluido el tabaco. A diferencia de un bono nominal, que todos los años paga un cupón fijo, el bono ligado a la inflación va creciendo porque el principal aumenta con la inflación.

En la fecha de vencimiento del bono, el Tesoro devuelve el principal revalorizado con la inflación acumulada. La referencia utilizada en cada pago de cupón es el IPCA entre dos y tres meses antes, según la fecha de pago del cupón.