La fábrica estaba parada desde hace un mes

Alibérico se hace con la planta de Inasa en Sabiñánigo

Clemente González Soler, presidente de Alibérico.
Clemente González Soler, presidente de Alibérico.

Grupo Alibérico ha cerrado hoy la compra de los activos industriales de Inasa Foil Sabiñánigo, la antigua planta de laminación de hoja fina de la multinacional Alcoa que se encontraba desde hace más de un año en fase de liquidación. La compañía española presidida por Clemente González Soler ha informado en un comunicado que ahora se propone "acelerar al máximo todos los trámites para la contratación de una nueva plantilla con el objetivo de poner en marcha la actividad industrial de la fábrica este mismo mes de julio y alcanzar la rentabilidad lo antes posible".

La planta estaba parada desde el pasado 7 de junio de 2014, tras decretar el Juzgado nº 3 de Huesca un ERE de extinción para la totalidad de los 90 trabajadores de la misma. La compra se ha materializado a través de una nueva sociedad participada al 100% por Alibérico.

La nueva factoría se integrará en la división de Foil & Packaging de Alibérico y producirá bobinas laminadas de aluminio en espesores finos para el sector de envases y embalajes de la industria alimentaria y farmacéutica. Actualmente, Grupo Alibérico está presente industrialmente en 7 Comunidades Autónomas, siendo ésta la primera inversión que acomete en Aragón.

Alibérico ha contado en la operación con el asesoramiento de la consultora KPMG en todo lo relativo al ámbito laboral y de auditoría, y del despacho Marimón Abogados en Madrid en las vertientes fiscal y societaria.

Alibérico asegura ser el primer grupo privado español y el primer grupo familiar europeo fabricante de productos semitransformados de aluminio. Dispone de fábricas en cuatro continentes y vende sus productos en más de 60 países.