El terminal oficialmente no es resistente al agua
El LG G3 resistiría al agua mejor de lo esperado

El LG G3 resistiría al agua mejor de lo esperado

El LG G3 parece estar por detrás de otros buques insignia como el Samsung Galaxy S5 o el Sony Xperia Z2 ya que oficialmente no es resistente al agua. Aunque el terminal oficialmente no cuenta con garantías para su uso en agua, pruebas realizadas demuestran que es más resistente de lo que se esperaba.

Con la llega el verano muchos usuarios estarán pensando en ir a la playa o a la piscina con su teléfono. Actualmente hay terminales preparados para ello, como el Galaxy S5 o el Xperia Z2, pero hay que tener en cuenta que los terminales que no están optimizados para su contacto con el agua pueden sufrir importantes daños en ese tipo de entornos.

Las compañías fabricantes están apostando por introducir la resistencia al agua como una característica más de sus dispositivos. Así, además de los modelos antes mencionados, hay otros ejemplos de tablets y smartphones resistentes al agua, sobre todo dentro del catálogo de Samsung y Sony.

Uno de los terminales que oficialmente no ofrece esa característica es el LG G3, que se ha estrenado en el mercado recientemente. El dispositivo está llamado a competir en la gama más alta, pero oficialmente no está preparado para sumergirse ni mojarse. Ese aspecto puede suponer un contra para el LG G3, aunque pruebas independientes realizadas apuntan a que el terminal ofrecería más resistencia al agua de la esperada.

Vídeo de prueba

En concreto, IT WorldTech ha querido comprobar si el último terminal de LG es capaz de resistir el contacto con el agua pese a no contar con una certificación oficial. El objetivo ha sido comprobar si el LG G3 puede aguantar un contacto superficial o prolongado en el agua, a fin de establecer su competitividad en este campo con respecto a sus rivales y sobre todo para dar esperanzas de cara a posibles accidentes.

Ya que la resistencia al agua no es una de sus características oficiales, se esperaba que el dispositivo sucumbiese, pero los resultados han sido sorprendentes. En un vídeo publicado se puede ver que el LG G3 es capaz de sobrevivir al contacto con el agua y a un proceso de inmersión completo. Así, se ha comprobado que el dispositivo ha mantenido su funcionamiento tras el proceso, pese a no estar totalmente sellado ni optimizado para ello.

Las pruebas ilustran la robustez del dispositivo y son una señal positiva sobre el LG G3. Los datos de dichas pruebas no legitiman al LG G3 como un terminal sumergible ni resistente al agua, puesto que deben ser condiciones que LG establezca. Pero sí permiten comprobar que en caso de accidente, los usuarios podrían contar con esperanzas de cara a la supervivencia del terminal. De cara a la campaña veraniega y la relación de los usuarios con la playa y la piscina, se trata de un aspecto interesante. En cualquier caso, lo mejor es mantener el dispositivo alejado del contacto con líquidos para prevenir.

Normas
Entra en El País para participar