Las empresas de más de 500 millones saltaría al continuo

Guindos quiere limitar el MAB a las empresas de menos de 500 millones de capitalización

El ministro español de Economía, Luis de Guindos.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos.

El Gobierno estudia la posibilidad de obligar a las empresas que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y con una capitalización “de entre 500 y 1.000 millones de euros” a que pasen al mercado ordinario.

Esta es una de las iniciativas que se plantea llevar a cabo el Ejecutivo central para evitar que se repitan casos como el de la empresa española de redes wifi Gowex, que se ha declarado en bancarrota después de que el responsable de la firma, Jenaro García, dimitiera tras confesar haber falseado sus resultados durante al menos cuatro años.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, que esta tarde participa en una jornada económica organizada por el diario “Expansión” en Barcelona, ha reiterado que el fraude de Gowex, que cotizaba en el MAB, es un tema “grave y desgraciado, pero singular”, que no se puede generalizar a otras empresas españolas.

Ha subrayado, además, que el MAB es un mercado “muy importante” para las pymes, que obtienen aquí su necesaria financiación, por lo que resulta prioritario que la información que se facilita a los inversores “sea cierta y muy exacta”.


Mayores exigencias al auditor

Para ello, ha dicho en declaraciones a la prensa, el Gobierno va a hacer varias cosas al respecto. En primer lugar exigirá a las empresas auditoras de las compañías que cotizan en el MAB “unos estándares de calidad y de transparencia mínimos”.

El Gobierno también quiere ampliar e incrementar las responsabilidades de la sociedad rectora del MAB desde el punto de vista de la supervisión, a la vez que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) intensificará los controles sobre dicha rectora.

Guindos, por otro lado, ha avanzado que otra de las líneas en las que trabaja su ministerio es que las empresas del MAB que alcancen un determinado tamaño -lo ha cifrado en un volumen de capitalización de entre 500 y 1.000 millones de euros- pasen a cotizar en el mercado ordinario.

“Se trata de impulsar un sistema de controles y auditoría que garantice que el MAB funciona y de forma adecuada y que situaciones indeseables como el caso de Gowex no se vuelvan a repetir”, ha declarado De Guindos.