Vicente Calderón lo calificó el 'pupas fútbol club'

Atlético, la pasión (a veces inexplicable) de una afición

En 1903, un grupo de estudiantes vascos en Madrid crearon el Athletic Club de Madrid

Ha tenido 29 presidentes, con una media de apenas cuatro años de mandato cada uno

Atlético, la pasión (a veces inexplicable) de una afición

Dice Joaquín Sabina que para entender lo que siente un aficionado del Atlético de Madrid “hay que haber llorado dentro del Calderón, que es mi casa”. Quien haya seguido de manera regular los partidos del club madrileño durante la pasada temporada habrá tenido motivos para soltar alguna lágrima, consecuencia de la que ha resultado ser la mejor temporada de su historia. Lágrima a lágrima y gol a gol, desde 111 años una montaña rusa de fútbol y pasión en rojo y blanco marcan el carácter de parte de la ciudad de Madrid.

Ganador de su décima Liga en una final a cara o cruz con el Barcelona en el estadio del Camp Nou, subcampeón de Europa de la forma más dolorosa, ante el Real Madrid, su eterno rival, el Atlético ha demostrado durante su intenso recorrido ser capaz de lo mejor y de lo peor. La paz actual, con 70.000 socios alcanzados en junio, y fieles al “partido a partido” y a Diego Simeone, es una tregua en una historia frenética y ganadora.

Una historia que tiene mucho que ver con el discurso del técnico argentino. Más de un siglo, día a día. Primero de blanquiazul, después de rojiblanco. Athletic en un principio, Atlético independiente después, “Aviación” durante la posguerra, y sociedad anónima desde 1992. Del Retiro a O’Donnell, y de allí al Metropolitano. Después, traslado a la ribera del Manzanares, a un estadio levantado con retraso y a medio acabar por una dura coyuntura económica, enderezada por quien da hoy nombre a su casa. Todo con origen en un 26 de abril de 1903, cuando un grupo de estudiantes vascos en Madrid fundaban el Athletic Club de Madrid, sucursal del Athletic de Bilbao. Enrique Allende fue su primer y breve presidente. En total, el Atlético ha tenido 29, una media de apenas cuatro años de mandato cada uno, con la excepción de Vicente Calderón y de Jesús Gil, con más de 20 años como presidentes en gestiones bien diferenciadas.

Cronología

26 de abril de 1903. Nace de manera oficial el Athletic Club de Madrid, sucursal en la capital del Athletic de Bilbao. Su primer presidente sería Enrique Allende, que apenas duró unos meses en el cargo. Eduardo de Acha le sustituye e impulsa de forma definitiva el nacimiento del club. El primer partido se jugaría el 2 de mayo entre sus socios.

23 de enero de 1921. El club logra su primer título regional, frente al Madrid F. C. (aún no tenía la denominación de Real). Ese mismo año, se independiza del Athletic de Bilbao, y dos años después, el Athletic se traslada al Stadium Metropolitano, su estadio durante más de 40 años.

1940-1941. Durante estos años logra sus dos primeras Ligas. Lo hace bajo el nombre de Athletic de Aviación, tras fusionarse en 1939 con el Aviación Nacional.

21 de enero de 1964. Vicente Calderón, empresario santanderino, accede a la presidencia. La ostentaría durante 21 años, en dos etapas. En ellas, el ya Atlético de Madrid gana cuatro Ligas, cuatro Copas, una Intercontinental y una Supercopa. También consiguió terminar el estadio del Manzanares, actual Vicente Calderón.

26 de junio de 1987. Jesús Gil accede a la presidencia del Atlético. En 1992, se convierte en máximo accionista del club en la conversión a sociedad anónima, proceso por el que la Audiencia Nacional le condenaría, junto a Enrique Cerezo, por apropiación indebida. El Supremo les absolvió por prescripción del delito. Bajo su presidencia, el club ganó una Liga y tres Copas, y descendió a Segunda.

17 de mayo de 2014. El Atlético gana su décima Liga ante el F. C. Barcelona en el Camp Nou.

Estadio Vicente Calderón.
Estadio Vicente Calderón.

Bajo la presidencia de Vicente Calderón, dividida en dos etapas, el Atlético vivió los años de mayor esplendor, con cuatro Ligas, cuatro Copas, una Supercopa y una Copa Intercontinental. Esta, resultado del episodio más doloroso de la centenaria trayectoria atlética: la final de la Copa de Europa de 1974. A medio minuto del final de la prórroga, y después de haberse adelantado con un inolvidable gol de falta de Luis Aragonés, el Bayern de Múnich empataba y forzaba un partido de desempate que, con los atléticos hundidos, se saldó con una derrota por 4-0. “Somos el pupas fútbol club”, espetó Vicente Calderón en una frase que aún persigue al Atlético y a su expresidente. “Si nosotros somos el pupas, ¿los demás qué son?, ¿el costras?”, llegó a decir Luis Aragonés, mayor icono del club.

No se imaginaba Calderón que, desde 1977 y hasta 1996, el Atlético no volvería a ganar una Liga. Entre medias, la llegada en 1987 de Jesús Gil y Gil, su decisión de suprimir el fútbol base y una conversión a sociedad anónima que el Tribunal Supremo ratificó como “apropiación indebida”. Entre el 87 y el 96, 31 cambios de entrenador, hasta la llegada de Radomir Antic y su doblete: Liga y Copa. Solo cuatro años después, el descenso a Segunda y un ascenso fracasado, que le dejó un año más “en el infierno”.

Esa manera de “subir y bajar de las nubes”, como diría el mismo Sabina, algo mucho más acusado en la historia contemporánea del club, ha marcado el carácter de sus aficionados. Suele asociarse la masa social del Atlético con los barrios más humildes de Madrid. Zonas como Carabanchel, Aluche o Arganzuela respiran lo que suele llamarse “sentimiento atlético”. Simeone, ya en el Olimpo de los mitos del club, lo explicaba durante la temporada:“Somos el equipo del pueblo. Nosotros vivimos otra realidad, no dependemos de las individualidades, dependemos del trabajo en equipo. Eso nos acerca al sentimiento de la calle, donde a la gente todo le cuesta”, afirmaba.

Algo que ha inspirado a artistas y creativos como Miguel García Vizcaíno, de la agencia de publicidad Sra. Rushmore, culpable de las campañas de publicidad del club en la que explota ese factor emocional del ADN rojiblanco, o a Antonio Conesa y su cortometraje Campeones, nominado a un Goya en 1998. Piezas que resumen esa capacidad de aguante y lucha que caracteriza a quien se identifica con este club, sabedores de que los títulos, como todo en la vida, cuesta sudor y lágrimas. El Atlético se dispone a comenzar una temporada inusual: como campeón vigente de Liga y sin su mayor leyenda: Luis Aragonés. Pero su legado, en la figura de Simeone, está asegurado: “Ganar, ganar, y volver a ganar”.

27 títulos nacionales e internacionales

Más de 111 años de historia han dado para una importante colección de títulos: 10 Ligas, 10 Copas, una Copa Intercontinental, dos Europa League, una Recopa, dos Supercopas de Europa y una de España, además de varios campeonatos regionales conseguidos en las primeras décadas del club.La Intercontinental de 1974 ante Independiente de Avellaneda, el doblete de Liga y Copa de la temporada 1995/96 con Radomir Antic como entrenador, y el último título de Liga con Simeone, con 90 puntos y ante los Madrid y Barça más poderosos suponen los hitos más importantes. El Atlético también tuvo secciones deportivas exitosas, como la de balonmano, que ganó hasta nueve Ligas. En 1994, Jesús Gil decidió suprimir todas las secciones del club.