En caso de que el grupo no pueda pagar o refinanciar en 2018

FCC limita la venta de acciones de los bancos que capitalicen deuda

El consejero delegado de FCC, Juan Béjar, y la presidenta, Esther Alcocer. Ampliar foto
El consejero delegado de FCC, Juan Béjar, y la presidenta, Esther Alcocer.

FCC limitará las ventas de acciones del grupo que realicen los bancos titulares del tramo de deuda de 1.350 millones de euros de la compañía que se capitalizará en títulos de la constructora en caso de que en el horizonte de 2018 no pueda pagar o refinanciar este pasivo, según consta en un pacto parasocial hecho público hoy a través de un hecho relevante remitido a la CNMV.

Para empezar, la empresa ha pactado una espera de 90 días en la que los bancos no podrán transmitir los títulos que reciban a fin de minimizar el impacto sobre la cotización. La banca sí podrá trasmitir las nuevas acciones durante esos 90 días a sociedades matrices o a filiales. 

Para proceder a la venta ordenada, los bancos deberán informar a FCC (tanto si se planea hacer una colocación acelerada como en los demás supuestos) indicando las características de la operación, el precio de enajenación y el calendario previsto.

FCC podrá acceder en todo momento a los datos de la colocación, aunque no podrá rechazar ninguna propuesta de compra si ello supone un perjuicio económico para el banco.

El acuerdo que FCC firmó con los bancos para refinanciar 4.512 millones de deuda, y que entró en vigor el pasado 26 de junio, incorporaba la posibilidad de convertir en acciones de nueva emisión un tramo de deuda de 1.350 millones mediante la compensación de créditos. También recogía la posibilidad de llevar a cabo una emisión de warrants convertibles en acciones de la sociedad a desembolsar mediante la compensación de créditos sin derecho de suscripción preferente.

En virtud del acuerdo firmado con los bancos, esta emisión se llevará a cabo en determinados supuestos, entre ellos la falta de pago o la no refinanciación del tramo de 1.350 millones a su vencimiento, en 2018, siempre que lo acordaran los tenedores del 75 % de dicho pasivo.