Impulso al pago con tarjetas

La comisión por pago con débito se limitará a siete céntimos

Un cliente pagando una compra con tarjeta.
Un cliente pagando una compra con tarjeta.

El Ejecutivo está dispuesto a cerrar la brecha que existe entre España y sus países vecinos a la hora de utilizar los pagos electrónicos. A principios de junio ya limitó la comisión al 0,3% para los pagos con tarjetas de crédito y al 0,2% para las de débito. Una decisión que soliviantó a la banca y que fue recibida con alivio por el comercio, que cifró en 200 millones el ahorro que supondrá para los establecimientos la rebaja de las comisiones.

El viernes fue un paso más adelante al rebajar aún más esos límites para los pagos inferiores a 20 euros, que a partir del 1 de septiembre soportarán una comisión del 0,2% para crédito y del 0,1% con tarjetas de débito. Fuentes de Economía resaltaron que el número de micropagos con tarjeta es “sensiblemente inferior” en España que al resto de Europa por las elevadas comisiones que se pagan. Y esa brecha es especialmente llamativa en las tarjetas de débito, por lo que el Ejecutivo aprobó una medida adicional que consiste en limitar a siete céntimos la comisión máxima que se pagará por cualquier pago con tarjeta de débito. Si se aplica el nuevo tipo del 0,1%, la comisión de siete céntimos se alcanza con un pago de 35 euros. Dicho de otra manera, que el comercio pagará la misma comisión por el uso de tarjetas de débito, siempre que el importe de la compra sea superior a los 35 euros.

Las mismas fuentes avanzaron que el Ministerio de Economía vigilará que todos estos límites se cumplan y que los operadores no traten de repercutir un mayor coste al consumidor o a la empresa para tratar de compensar el dinero que dejan de recaudar. “La vigilancia se hará a través del observatorio de comercio, en cuyas reuniones se conoce la comisión media que cobran a través de los datos que aportan los propios establecimientos”, señaló. Desde el departamento que dirige Luis de Guindos rechazaron las críticas de la banca. “El recorte de comisiones no es negativo para el sector financiero o de tarjetas, ya que lo que va a producir es un uso más intensivo del pago con tarjetas”, insistieron.

Con el mismo número de tarjetas, los pagos mueven 100.000 millones en España (el 16%) y en Francia llegan a 400.000 millones (el 36% del total).