Llegó a ser el primer accionista del banco con el 5%

Jove abandona BBVA y reduce la deuda de Inveravante en 1.161 millones

Manuel Jove, presidente de Inveravante.
Manuel Jove, presidente de Inveravante.

Manuel Jove ha dejado de ser accionista de BBVA. El presidente y fundador del grupo Inveravante se deshizo durante 2013 de sus acciones en el banco español, en el que llegó a ser el primer accionista con el 5,067%.

En 2012 Jove redujo su participación en el banco presidido por Francisco González al 2,9% desde el 5% que tenía desde finales de septiembre de 2007. En los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, al ser una participación inferior al 3%, el empresario gallego todavía aparece con ese porcentaje del capital en el banco español. Sin embargo en las últimas cuentas depositadas recientemente en Registro Mercantil por Inveravante, correspondientes al pasado ejercicio, a las que ha accedido este diario, la sociedad explica la reducción acometida en el capital de BBVA, pasando a disponer de una posición testimonial.

BBVA 4,66 -1,19%

A 31 de diciembre de 2012 Inveravante era propietaria de 149,8 millones de acciones de BBVA. La sociedad indica que ese año el valor de las acciones cotizadas que poseía tenían un coste de adquisición de 1.320 millones de euros y un valor razonable de 1.046 millones. En 2013 el coste de adquisición de acciones cotizadas asciende a 32,1 millones con un valor razonable de 17,9 millones. “Las transferencias del ejercicio 2013 se han debido principalmente a la venta de acciones de BBVA habiéndose imputado a la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio” señalan las cuentas ordinarias de Inveravante de 2013. Durante el año pasado las acciones de BBVA oscilaron entre los 6,7 euros por acción de principios de enero a los 8,7 euros por título a finales de diciembre.

La salida de BBVA ha permitido a Jove reducir drásticamente la deuda de Inveravante. En 2012 el grupo controlado por el empresario gallego tenía una deuda con entidades de crédito de 1.308,6 millones de euros; en 2013 esa cifra se redujo a 147,5 millones, 1.161 millones menos.

La deuda total del grupo Inveravante a 31 de diciembre de 2013 era de 603,3 millones, frente a una deuda total a finales de 2012 de 1.836,3 millones de euros. De acuerdo a las cuentas de 2013, Inveravante mantiene deuda con empresas del grupo de 455 millones.

La compañía explica en las mismas cuentas que en el ejercicio 2012 mantenía diversas operaciones de financiación con entidades de crédito por importe de 980,3 millones (préstamos con cobertura Collar) para la adquisición de las acciones de BBVA.

Estas financiones estaban garantizadas con una prenda sobre las mismas acciones del segundo mayor banco español, y con derivados de cobertura “en los que el nivel de la opción put garantizaba el repago del principal al vencimiento”. El grupo añade que estas operaciones se han cancelado.

El objetivo de las coberturas contratadas era cubrir el repago de las financiaciones obtenidas y garantizadas con la inversión en BBVA para impedir que una caída drástica del valor de la acción del banco tuviese impacto en la operatividad de Inveravante. Al cierre de 2013 Inveravante sólo tenía un préstamo de 17 millones garantizado con una prenda sobre acciones cotizadas.

Beneficios de 75,9 millones

Inveravante logró en 2013 beneficios por 75,9 millones de euros, frente a las pérdidas registradas en 2012 de 42,1 millones. El grupo alcanzó una cifra de negocio de 117,3 millones, frente a los 64,8 millones ingresados en 2012.

En 2013 la compañía de Jove llevó a cabo otra venta importante además de las acciones de BBVA, la de la petrolera colombiana Vetra, en la que controlaba el 75% del capital, por un precio aproximado de 450 millones de euros.

Inveravante vendió sus acciones en Vetra, una de las mayores petroleras privadas de Colombia, a los fondos Capital International Private Equity y Acon Investments.

De la venta de Fadesa a la energía, la moda...

Manuel Jove creó Inveravante prácticamente al mismo tiempo que vendía su inmobiliaria Fadesa a Fernando Martín (que daría lugar a Martinsa Fadesa), en una operación valorada en 4.045 millones de euros, en 2007. Jove empleó los ingresos logrados en la venta de su inmobiliaria en la adquisición del 5% de BBVA y en la creación de un grupo que hoy tiene presencia en el sector energético, inmobiliario, en moda (es propietario de la firma Caramelo) o en bodegas. Inveravante es a día de hoy uno de los mayores grupos empresariales familiares españoles: hasta este mismo año, en el que se han incorporado dos nuevos consejeros, el consejo de administración de Inveravante estaba compuesto por Manuel Jove, su esposa Amparo Santos Molinos, y sus hijos María Felipe Jove Santos y Manuel Ángel Jove Santos.

De acuerdo a la web de Inveravante, el negocio del grupo se estructura en cuatro áreas. Cápitavante es la sociedad a través de la cual el grupo realiza inversiones en capital riesgo, sicavs y cotizadas.

A través de Avantegenera la compañía gestiona sus inversiones en energía. Tiene proyectos de renovables en España; un acuerdo con la empresa pública marroquí ONE para el desarrollo de proyectos energéticos en el país; desarrolla proyectos hidroeléctricos y eólicos en países iberoamericanos;en 2012 se alió con el grupo canadiense de energía eólica Sprott Power.

El grupo tiene también especial presencia en el sector inmobiliario, con inversiones en España, México, Rumanía y Brasil. En Marruecos inauguró en 2013 el Anfaplace Shopping Center, centro comercial de referencia en Casablanca.

Avanteselecta es la firma que gestiona inversiones en bodegas y sector agroalimentario.