La operación está valorada en 7.200 millones

Almunia da luz verde a la compra de Ono por el grupo Vodafone

Logotipo de Vodafone.
Logotipo de Vodafone. EFE
Bruselas / Madrid

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, tiene previsto autorizar hoy la fusión de ONO con Vodafone. La operación, valorada en 7.200 millones de euros, fue notificada a Bruselas el pasado 23 de mayo. Tras la revisión en base al Reglamento europeo de fusiones, Bruselas ha concluido que la operación puede llevarse a cabo.

Tras esta autorización de la Comisión Europea, se estima que la operación se cerrará en un plazo de dos o tres semanas.

Fuentes de Vodafone señalan que una vez se complete la transacción, los clientes de ambas compañías seguirán disfrutando de los mismos servicios que tenían contratados hasta la fecha y gozarán de las mismas líneas de soporte, servicio e información que venían utilizando habitualmente. Esto significa que en el corto plazo no se producirán cambios en la organización.

En paralelo, equipos de ambas compañías trabajarán en el diseño de una oferta comercial conjunta. El objetivo es ofrecer a los Clientes, cuanto antes, los servicios más completos de comunicaciones convergentes -voz, Internet y TV- sobre la infraestructura 4G de Vodafone, la red de fibra de Ono y la que está desplegando Vodafone.

La operación tiene una gran trascendencia para el mercado español porque supone la integración del segundo operador de móviles con la primera compañía de cable. Tras la compra, la nueva Vodafone contará con una cuota cercana al 26% en el mercado de banda ancha fija.

La luz verde a la compra de Ono llega el mismo día que Almunia ha dado luz verde para que Telefónica adquiera E-Plus, una compra que convertirá al operador español en la principal compañía de telefonía móvil, por delante de Deutsche Telekom y Vodafone.