Salvador Martí, presidente y consejero delegado de Facephi

“Este año abriremos sede en Silicon Valley”

Salvador Marti, presidente y consejero delegado de Facephi
Salvador Marti, presidente y consejero delegado de Facephi

Facephi aterriza hoy en Bolsa. La compañía alicantina dedicada al desarrollo y comercialización de software de biometría por reconocimiento facial da el salto al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con un precio de 1,23 euros por acción, lo que supone un valor bursátil de 12,25 millones de euros. Ernst & Young actúa como asesor registrado en la operación.

Salvador Martí, presidente y consejero delegado de Facephi, se muestra optimista ante el debut de su empresa en el MAB. Martí resalta que la empresa espera facturar 500.000 euros este año y 1,2 millones en 2015, cuando planea entrar en beneficios.

La compañía, creada en 2012 sobre la base del Instituto Biométrico de Reconocimiento Facial, tiene desde sus orígenes una vocación de apuesta por la innovación. “Somos 16 personas encerradas en un laboratorio haciendo algoritmos de reconocimiento facial”, explicaMartí. Entre las aplicaciones de este sistema se encuentra la lucha contra el fraude a la banca, el cliente al que se orienta.

El salto al parqué de esta empresa llega tras una ampliación de capital que se realizó hace mes y medio por 1,25 millones de euros en la que entraron 98 nuevos socios. “Tuvimos peticiones por tres veces más”, dice Martí.

El presidente de Facephi resalta la importancia de esta salida a Bolsa, que no supondrá la emisión de nuevas acciones y se realizará mediante el sistema listing. “Salimos a la vez al mercado comercial y al mercado bursátil. Necesitábamos lo que nos da el MAB, transparencia y visibilidad”, explica. La compañía ha enviado 23 propuestas a bancos de distintos países, especialmente enAmérica Latina, y cuenta con 40 proyectos piloto en marcha.

Facephi comenzará a comercializar sus productos a partir de este año. Por eso, presenta un resultado operativo negativo hasta mayo de 264.613 euros.Sobre su situación financiera, el presidente de la empresa explica que “la compañía tiene deuda bancaria a largo plazo por 350.000 euros y en caja tiene más de un millón de euros”.

El capital de la empresa que cotizará en Bolsa será del 15%. Martí afirma que “todos los socios hemos acordado un lock up (periodo en el que no pueden vender sus acciones) voluntario de un año. Del 15% de capital flotante, un 10% será de los inversores que han entrado en la ampliación de capital y un 5% de autocartera que usaremos para dar liquidez al mercado”.

Sobre los planes futuros de la empresa, el presidente de Facephi explica que antes de final de año tiene previsto abrir una sede en California, en la emblemática ubicación de SiliconValley. “Es una presencia estratégica para nosotros y el paso natural de entrada al mercado de Estados Unidos”, aporta.

Martí se muestra confiado en la buena marcha de la empresa en el MAB porque “hemos decidido salir a Bolsa con un descuento importante para dejar un recorrido alcista a los inversores que han apostado por nosotros”.

Facephi planea realizar una ampliación de capital a partir de finales de año para así tener un crecimiento inorgánico. “No desarrollamos las aplicaciones finales y por eso planeamos comprar otras compañías en el futuro próximo”, concluye.

Sistema innovador de reconocimiento facial

Facephi ha puesto el foco en la banca como cliente final de su software de reconocimiento facial por su utilidad para combatir el fraude.Entre otras posibilidades, permite controlar el uso fraudulento de datos personales, reforzar la seguridad de la banca online frente a los ataques informáticos o asegurar que la persona que está usando una tarjeta en un cajero automático es su titular. Entre los proyectos piloto que desarrolla la empresa se encuentran trabajos con entidades financieras en México, Guatemala oCosta Rica. Aunque centrada en la banca, la tecnología desarrollada por esta empresa tiene otras diversas utilidades. Como explica su presidente y consejero delegado, el sistema serviría para mejorar la identificación de usuarios en páginas web en sustitución del actual modelo de establecer contraseñas. “También hemos desarrollado un sistema de una aplicación conectada al ordenador del coche”, explica Salvador Martí. Sirve, por ejemplo, para enviarle a un padre la información de que su hijo ha cogido el coche y, si es conductor novel, el automóvil se limita a 80 kilómetros por hora. Con este sistema, el automóvil se adapta al perfil de quien esté al volante e incluso se puede encender el coche con el rostro. “El lema es tu cara es tu llave”, afirma.