Sebastián Velasco Director general de Fidelity para España y Portugal

“El ahorrador entiende que tiene que incorporar algo de riesgo”

“El ahorrador entiende que tiene que incorporar algo de riesgo”

Sebastián Velasco es el director general de Fidelity para España y Portugal, una de los mayores gestoras de fondos del mundo. El negocio de los fondos en España se ha ensanchado considerablemente en los últimos años. El patrimonio gestionado a cierre de mayo roza los 175.000 millones de euros, un crecimiento anual de más del 30%, según Inverco. Como reconoce Velasco, la desaparición de las cajas de ahorros del tablero de juego financiero ha supuesto un aliciente para este crecimiento ya que “los bancos ya tiene a los fondos en su ADN como parte de la oferta a sus clientes”.

Pregunta. ¿Cómo describiría el perfil tipo de ahorrador español?

respuesta. Conservador, con aversión al riesgo y con un horizonte de inversión a corto o medio plazo. Solo recientemente ha entendido que tiene que asumir inversiones de algo más de riesgo si quiere obtener rentabilidades que puedan batir a la inflación.

p. ¿Ha detectado algún cambio de tendencia?

r. El ahorrador español opta en primer lugar por depósitos. Pero en el último año y medio ha habido un cambio. Hay movimientos de depósitos hacia fondos con muy poco riesgo y de fondos con muy poco riesgo hacia fondos mixtos y de renta variable. Y eso sin duda ha tenido su origen en que después de la reordenación del sector bancario desaparecen los problemas de capital y liquidez, lo que permite que la remuneración de los depósitos sea menor y pierdan atractivo. Eso obliga al ahorrador a plantearse alternativas.

p. ¿Cuál es su recomendación en este sentido?

r. Ahora se puede dar un diálogo entre asesor financiero y ahorrador. Y en ese dialogo se da una oportunidad de seleccionar lo que mejor necesitas. Es muy buena noticia que se empiezan a definir perfiles mixtos adaptados a distintos niveles de riesgo. Las entidades están haciendo un buen trabajo al enfocarse en carteras modelo según el nivel de riesgo del inversor.

p. ¿Qué razones da para apostar por un fondo en vez de un depósito?

r. El entendimiento por parte del inversor de que el fondo de inversión es el mejor vehículo de ahorro existente desde el punto de vista de la diversificación, la profesionalización en la gestión, el nivel de supervisión y el tratamiento fiscal. Te permite ir de un fondo a otro sin tributar, algo que no te permite ni los depósitos ni los bonos estructurados o las acciones.

p. ¿Cómo ha evolucionado el negocio de los fondos en el nuevo mapa financiero español?

r. Por su implantación y el tipo de cliente al que se dirigía, algunas cajas eran más propensas a canalizar a sus clientes hacia productos en balance y menos a fondos. El hecho de que algunas cajas se hayan integrado en bancos que ya tiene en su ADN a los fondos como parte de la oferta a sus clientes hace que por esa vía nos encontremos con un aliciente. Eso ha sido una de las variables para el crecimiento tan fuerte en el sector desde el 2012.

p. ¿Cuál es su recomendación para la renta variable?

r. El reloj económico ha estado apuntando en los últimos meses a una situación de crecimiento económico sostenido sin que eso lleve asociado un crecimiento de la inflación. En esos entornos lo que históricamente ha ocurrido es que la Bolsa se ha comportado mucho mejor de la renta fija. Por eso somos muy favorables a sobreponderar en las carteras la renta variable y específicamente la estadounidense. En la europea estamos todavía ligeramente infraponderados. Pensamos que hay incertidumbre en los pasos que se tienen que dar.

p. ¿Y en renta fija?

r. Estamos en términos generales infraponderados en renta fija. Es una posición muy sesgada por una infraponderación fuerte de bonos soberanos. Sí mantenemos una sobreponderación en bonos high yield. Pensamos que los high yield europeos tienen una muy buena oportunidad, pero creemos también que hay que mirar a high yield asiáticos y estadounidenses

p. ¿Cuál es su recomendación por sectores?

r. Vemos que una de las grandes tendencias va a estar ligada al crecimiento y envejecimiento de la población y los cambios de los hábitos de consumo, sobre todo en las economías emergentes. Campos, por ejemplo, como la sanidad, y en especial los sectores farmacéutico, equipamiento médico y seguros de salud. O la alimentación y la tecnología, donde el crecimiento en dispositivos móviles ha sido exponencial en 10 años.

 

“Ha mejorado la fiscalidad de los fondos”

La reforma fiscal que perfila el Gobierno contempla una rebaja progresiva de los tipos que gravan las ganancias del capital. Velasco cree que el borrador de anteproyecto de ley aprobado la semana pasada lanza un mensaje muy claro: “El atractivo de los fondos de inversión ha mejorado”. Quien ahora paga por los rendimientos de sus depósitos, fondos de inversión o acciones el 21% pasará a hacerlo por un 19% y quien paga el 27%, lo hará al 21% para la ganancia que exceda los 6.000 euros hasta los 50.000 euros y al 23% para la plusvalía que supere esos 50.000 euros.

Velasco reconoce que desde un punto de vista fiscal, “si la posición de los fondos ya era ventajosa en comparación con otros productos, ahora la ventaja es todavía mayor.” Estos productos ganan además más atractivo en comparación uno de sus competidores: los planes de pensiones.

El Gobierno ha reducido el tope máximo de desgravación en la base imponible del IRPF, que pasará desde los 10.000 euros actuales a 8.000 al año. La reforma contempla además un nuevo producto que competirá por captar el ahorro más conservador.

Con los denominados planes Ahorro 5, los rendimientos quedarán libres de impuestos si la inversión se mantiene al menos cinco años, con un límite de 5.000 euros al año. Velasco es partidario de ir más allá y darle ese tratamiento también a los fondos de inversión “siempre y cuando cumplan con esos requisitos”.