El principal impacto lo causó el deterioro de las entidades participadas

El FROB registró unas pérdidas de 2.787 millones en 2013

Las cuentas sugieren unas pérdidas de 2.000 millones por la venta de Novagalicia

El presidente del Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy. EFEArchivo
El presidente del Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), y subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy. EFE/Archivo EFE

La Comisión Rectora del FROB aprobó el viernes el informe de gestión y las cuentas anuales de 2013, que arrojan unas pérdidas de 2.787 millones de euros. Un resultado negativo “debido fundamentalmente al registro de los deterioros de las entidades participadas, el margen financiero negativo y las dotaciones a provisiones por garantías concedidas”, detallaba en un comunicado el organismo dependiente de Economía.

En concreto, el balance de 2013 recoge las consecuencias de sus participaciones en BFA (la matriz de Bankia), Catalunya Banc, BMN, Novagalicia y Sareb, así como las de su apoyo a Ceiss, Liberbank y Caja3.

El organismo cuenta con un activo de 27.582 millones, un pasivo de 25.108 millones y un neto patrimonial de 2.474 millones. Uno de los principales movimientos del organismo en 2013 fue incrementar los activos de las entidades, suscribiendo 730 millones en acciones de BMN, 604 millones en bonos contingentes convertibles de Ceiss, otros 124 millones en Liberbank y 407 en Caja3; así como 381 millones en deuda subordinada y 108 millones en acciones de Sareb. El FROB también amortizó 2.150 millones de deuda,

Del lado de sus participaciones, la valoración de BFA-Bankia mejoró en 709 millones y la de BMN en 10 millones. La de Novagalicia, en cambio, registra un deterioro de 1.651 millones, calculado sobre la diferencia entre su valor neto contable y el precio de venta, 1.003 millones de euros, al grupo venezolano Banesco.En 2012, la firma estaba valorada en 3.091 millones lo que sugiere unas pérdidas totales de más de 2.000 millones.

De momento, además, el FROB ha abonado 247 millones por las garantías de hasta 800 millones que concedió para incentivar la venta de la entidad gallega. El deterioro de Banco Gallego, a su vez, asciende a 245 millones que es el montante que le inyectó antes de venderlo a Sabadell por un euro.

La participación en Catalunya Banc, a su vez, se deteriora en 552 millones, si bien el FROB ha decidido no detallar el impacto previsto que tendrá su inminente subasta hasta cerrar el proceso.

Sin deterioro por Sareb

En cuanto a Sareb, el FROB ha considerado que su participación no debe registrar deterioro alguno dado que según el nuevo plan de negocio aprobado en febrero, su inversión es “recuperable”.

Estos cálculos no tienen en cuenta el previsible impacto que tendrá la nueva normativa contable que Banco de España ultima imponer al banco malo, obligándole a tasar activo a activo y a dotar los deterioros de su cartera.

El organismo también dedicó 188 millones a pagar el proceso de arbitraje abierto para los preferentistas de Ceiss ante su venta a Unicaja.

Finalmente, el FROB destaca que durante 2013 fue recapitalizado a través de la concesión parcial de un préstamo del Tesoro Público por lo que asevera que “dispone de una cómoda posición de tesorería para hacer frente a sus compromisos a medio plazo”. A día de hoy, el FROB cuenta con 6.750 millones de euros de tesorería, invertidos en deuda estatal, depósitos bancarios y liquidez del Banco de España.