El selectivo queda a las puertas de los 11.000 puntos

El Ibex se deja un 1,7% en su peor semana desde abril

Traders, en el parqué del NYSE. Ampliar foto
Traders, en el parqué del NYSE. REUTERS

El Ibex rompe la racha de cinco semanas consecutivas al alza. El selectivo cede un 1,7% desde el lunes en su peor semana desde abril. La debilidad de algunas referencias macroeconómicas publicadas estos días, en especial el desplome del 2,9% en el primer trimestre de la economía estadounidense, ha llevado a las Bolsas a difuminar casi por completo el efecto revulsivo que ejercieron sobre ellas los bancos centrales. El Ibex se deja un 0,26% en la sesión del viernes y se queda en los 10.959,9 puntos. Cuatro de las cinco sesiones de la semana han dejado números rojos para el índice.

La sesión de hoy ha sido realmente volátil para el Ibex. Comenzó al alza y llegó a rozar los 11.100 puntos, pero cuando estaba a las puertas de recuperar esta cota, se dio la vuelta y llegó a caer hasta los 10.900. Pasó de subir cerca de un 0,6% a registrar una caída similar del 0,5%. En la parte final de la sesión, el selectivo recobró fuerzas para concluir con un descenso del 0,26%. Los mayores ascensos del día fueron los de Gamesa (+1,35%) y Abengoa (+1,03%), mientras que Jazztel (-1,53%) y Bankinter (-1,21%) registraron las mayores caídas.

Carlos Fernández, analista de XTB explica que “después de un último mes en el que muchas voces han apuntado a una posible corrección, esta por fin ha llegado, como hacían presagiar las dos últimas velas semanales, con amplias mechas superiores. La buena noticia es que las compras han llegado en los 10.900 puntos y nos dejan soporte claro para el corto plazo”.

El Ibex despedirá el lunes el primer semestre, que va camino de ser el mejor desde 2003, cuando subió un 13,6%. De momento, su revalorización supera el 10% desde enero. La cita principal de la próxima semana, que estará jalonada de nuevas salidas a Bolsa en España, será la reunión mensual del consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), el jueves. Aunque no se espera que el organismo presidido por Mario Draghi haga ningún cambio en su política monetaria tras la aprobación de un paquete de medidas de estímulo en junio, los inversores seguirán de cerca la intervención del banquero italiano en busca de pistas sobre su visión de la economía de la zona euro y sobre el futuro programa de compra de activos.

Entre las referencias del día se encuentra el dato de inflación de España en junio, cuando los precios subieron tan solo una décima, lo que no permite despejar el fantasma de la deflación. También se ha conocido que la economía francesa se estancó en el primer trimestre del año.Tampoco ha sido bueno el índice de confianza de los consumidores de la zona euro, que cayó 0,6 puntos en junio hasta los 102,7 puntos. Por países, en España la confianza subió hasta su nivel más alto desde agosto de 2007, mientras que este indicador cayó en Alemania, Francia e Italia.

En Estados Unidos, el índice de confianza de la Universidad de Michigan subió hasta los 82,5 puntos, por encima de las estimaciones del mercado y mejor que el dato de mayo, cuando quedó en los 81,9 puntos. Aun así, Wall Street no termina de decidirse y sus principales índices cotizan en rojo. Ayer, los inversores se asustaron al escuchar al presidente de la Reserva Federal de San Luis, James Bullard, decir que la Reserva Federal está más cerca de alcanzar sus objetivos de empleo e inflación de lo que que el mercado espera, algo que indicaría un posible viraje en el rumbo del banco central estadounidense. En todo caso, Bullard es solo uno de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto.

Las tensiones geopolíticas en Irak y en Ucrania siguen acompañando a los inversores y poniéndoles en guardia. El precio del barril de petróleo Brent se mantiene hoy estable en los 113,1 dólares, alejándose poco a poco del máximo de nueve meses que alcanzó la semana pasada en los 115 dólares, pero todavía sensible ante las tensiones en Irak, donde los insurgentes del Estado Islámico de Irak y el Levante controlan ya un tercio del país.

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años cae hoy levemente hasta el 2,64%, mientras que la prima de riesgo apenas se mueve. Continúa en los 138 puntos básicos.

Italia ha captado hoy cerca de 8.000 millones de euros en una emisión de bonos a cinco y diez años en la que han vuelto a rebajar los intereses ofrecidos hasta nuevos mínimos históricos. El Tesoro del país transalpino ha vendido 2.500 millones en bonos a una década al 2,81%; 4.000 millones en deuda a un lustro al 1,35% y 1.448 millones en certificados del Tesoro vinculados al euríbor al 1,24%, por debajo del interés ofrecido en la anterior subasta.

El euro sigue imperturbable en los 1,362 dólares.

IBEX 35 9.060,20 0,27%