El FROB firma su salida del consejo de la firna gallega

Las claves de Abanca, la nueva marca de Novagalicia

GRA401. A CORUÑA, 25062014.- El director general del FROB, Antonio Carrasco (i), y el presidente del Grupo Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet (2-i), durante la firma en la que el FROB ha salido definitivamente de NCG Banco en una reunión en la que tomaron posesión del cargo los nueve miembros del nuevo Consejo de Administración de la entidad. EFECabalar
GRA401. A CORUÑA, 25/06/2014.- El director general del FROB, Antonio Carrasco (i), y el presidente del Grupo Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet (2-i), durante la firma en la que el FROB ha salido definitivamente de NCG Banco en una reunión en la que tomaron posesión del cargo los nueve miembros del nuevo Consejo de Administración de la entidad. EFE/Cabalar EFE

Juan Carlos Escotet, nuevo dueño de Novagalicia, anunció ayer con todos los honores la nueva marca de la entidad gallega, Abanca. “Un nombre en gallego, para un banco con alma de caja”, explicó Escotet. El FROB firmó el miércoles por la noche su salida de este banco, que pretende tener presencia en todos los pueblos gallegos en un futuro.

 Hoy es el gran día. Hoy nace Abanca, un banco para Galicia, el banco de los gallegos, el banco gallego en el mundo”. Con estas palabras el vicepresidente de esta entidad y principal accionista, Juan Carlos Escotet, anunciaba ayer oficialmente en un acto celebrado en Santiago la nueva marca comercial de la ya desde ayer desaparecida Novagalicia, marca esta última que apenas ha durado dos años. En este acto Escotet no quiso descuidar ni un detalle. Se jugaba iniciar la nueva trayectoria de esta entidad financiera con buen pie. Y como un buen anfitrión, reunió ayer en el auditorio que tiene el banco en la capital de Galicia a una gran parte del sector empresarial gallego, político y en general de lo más relevante de la sociedad de esta comunidad autónoma. Por ello, no podía faltar el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien intervino en la presentación de Abanca, junto al presidente del banco, Javier Etcheverría, y su consejero delegado, Francisco Botas.

Abanca –cuyo origen está en las dos cajas gallegas, Caixa Galicia y Caixanova, fusionadas y posteriormente nacionalizadas– es “un nombre en gallego, para un banco con alma de caja que nace con el objetivo de merecer servir a los gallegos”. Así justificó Escotet el cambio de nombre de Novagalicia, el cuarto en tres años que sufre la entidad gallega, y que ahora inicia una nueva etapa tras su compra por parte del venezolano Banesco y la salida definitiva del FROB de su consejo. El FROB, de hecho, firmó el miércoles por la noche su salida de Novagalicia tras una larga reunión que permitió a Banesco culminar la adquisición de esta entidad financiera, tras realizar el primer pago de 403 millones de euros. Banesco se adjudicó en subasta pública este banco nacionalizado tras ofertar 1.003 millones de euros por él, precio que abonará en tres plazos.

El objetivo de Escotet, o por lo menos lo que quiso transmitir ayer, es mantener el espíritu de lo que eran las cajas de ahorros en Galicia. Pretende así, tener una oficina por lo menos en todos los pueblos de la comunidad autónoma. De momento, prepara su fusión con el que en el papel es su principal accionista, Banca Etcheverría, firma gallega también adquirida por Banesco un año antes.

La operación, según anunciaron ayer, está prevista para octubre o noviembre. Y una vez culminada la integración, Abanca (que tiene el azul y el blanco como colores predominantes) contará con una red de 694 oficinas, de las que 583 estarán en Galicia y 15 en el extranjero, que servirán de apoyo al negocio de las empresas, principalmente las pymes gallegas fuera de las fronteras españolas, sobre todo en Latinoamérica. La plantilla será de 4.700 empleados.

Abanca centrará su actividad, como marca Bruselas, en banca minorista tradicional, pero impulsará más el multicanal. Su foco serán las pymes y familias. Y su objetivo es abrir el grifo del crédito e impulsar el negocio internacional para apoyar a las empresas. Presume de que, pese a su nacionalización, es aún la primera entidad gallega, con el 40% de cuota en ahorro.

 

Más del doble de la red que su siguente rival

Pese a su drástica reestructuración, Abanca sigue siendo la primera entidad financiera gallega, “duplicando a su siguente competidor”, explica el banco. Aunque no tendrá ninguna oficina fuera de Galicia, salvo las que operan con la marca Etcheverría, también propiedad de Banesco. Para dar a conocer la nueva marca, el sábado comenzará una “intensa” campaña de publicidad en todos los formatos. Además, está previsto que entre la noche de ayer y hoy se cambie la marca en toda la red de oficinas y cajeros y en todos los puntos en los que estaba visible la anterior imagen, incluido recintos deportivos y culturales. La nueva marca irá acompalada de un lema:sentir común, “que aglutina todos los valores del nuevo banco que nace con esta marca:la responsabilidad, la confianza, la calidad, la sencillez, la innovación”, según explicó Escotet, accionista de Banesco con el 85% de su capital. Este banco venezolano ganó en diciembre la subasta del 88,3 % de Novagalicia. La cúpula de Abanca está a falta del nombramiento de dos consejeros independientes.