Los españoles realizan 52 operaciones con tarjeta, muy por debajo de la media europea, según el BCE

Las tarjetas bancarias son un aliado para las vacaciones en el extranjero

tarjetas bancarias
Usuario pagando con tarjeta

Lo esencial para tener una buena estancia es prepararnos y planificarnos para lo que nos espera a nuestra llegada. Una de las cosas a tener en cuenta es cómo nos vamos a financiar nuestros gastos.

Si encontramos una tarjeta que se adapte a nuestras necesidades estaremos invirtiendo en ahorro y seguridad. Empezando porque los tipos de cambios que se aplican a las tarjetas suelen ser más beneficiosos que el cambio de moneda en efectivo, pasando porque son un medio de pago aceptado en cualquier parte del mundo y concluyendo con que el riesgo de robo es mucho menor que si portamos dinero en metálico.

¿Qué tipo de tarjeta conviene llevar?

 

 Es muy conveniente llevar dos tipos de tarjetas, una de crédito y otra de débito. Si usamos la tarjeta de débito nos aseguramos de no gastar más de lo que tenemos; tanto al pagar en establecimientos, como al retirar dinero de un cajero. Por su parte, la de crédito nos servirá de seguro ante posibles imprevistos o para acciones muy habituales en época estival como el alquiler de coches, en muchas ocasiones nos exigen tarjeta de crédito.

La Tarjeta Gold de American Express es una tarjeta de crédito pensada para aquellos a los que les guste viajar. Existen numerosas promociones y su programa de fidelización a través de los puntos Membership Rewards (MR) permite que su titular los canjee por vuelos, estancias en hoteles, etc. Siempre pensando en facilitar la movilidad de todo viajero. También incluye un seguro que cubre múltiples coberturas muy enfocadas a los viajes:         

  • Seguro de accidentes de viajes: en caso de que hayamos pagado nuestros billetes     íntegramente con la Tarjeta Gold cubrirá hasta los 600.000 euros.
  • Seguro de imprevistos en viaje y equipajes
  • Seguro de asistencia: en concepto médico, quirúrgico, farmacéutico y por hospitalización de emergencia tiene una cobertura de hasta 9.000 euros.

 La Tarjeta de débito de EVO Banco resulta muy ventajosa para el viajero habitual si hablamos de una tarjeta de débito. Este plástico podremos utilizarlo para sacar dinero en cualquier cajero del mundo, independientemente del país en el que nos encontremos. Advertir que si nos encontramos en un país cuya moneda en curso no sea el euro lo que sí tendremos que pagar es por el cambio de divisa. Esta tarjeta exige contratar la Cuenta Inteligente de Evo, un producto con características de cuenta nómina y cuenta remunerada.

 

No hay excusa para no llevar tarjeta en el extranjero

 

Según un nuevo informe realizado por el BCE “Card payments in Europe – a renewed focus on SEPA for cards” sobre los pagos realizados con tarjeta en Europa, deja claro que este nuevo método es el instrumento más utilizado en Europea y, que además, mayor crecimiento ha tenido.

El uso de la tarjeta no es sólo que sea imprescindible sino que cada vez existen más facilidades para ello. Desde la SEPA (Zona Única de Pagos en Euros) muestran un gran interés en crear una zona de pagos con tarjeta realmente europea. En palabras de Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE «La SEPA para las tarjetas es el siguiente paso lógico en la integración de los pagos minoristas en Europa» añade además “Los billetes y monedas en euros que llevamos en la cartera son iguales en toda la zona del euro. Muy pronto, las transferencias y los adeudos directos en euros seguirán los mismos procedimientos y normas en toda Europa. Ha llegado el momento de impulsar la armonización y la integración de los pagos con tarjeta”.

Asegúrense de que en su próximo destino llevan a un buen compañero de viaje: la tarjeta de crédito o débito que más se ajuste a sus hábitos de consumo.