Vehículos cotizados de inversión inmobiliaria

Quabit prepara una Socimi de 500 millones de euros

Quabit prepara una Socimi de 500 millones de euros

La inmobiliaria cotizada Quabit ha anunciado el lanzamiento de su propio Socimi. Pasará a engrosar la cada vez más amplia lista de inversores del ladrillo que optan por este vehículo cotizado destinado fundamentalmente a explotar inmuebles en alquiler. La nueva sociedad echará a rodar antes de que finalice el año, según la información comunicada a la CNMV.

La Socimi, que aún no cuenta con nombre propio ni calendario de salida, contará con “un patrimonio inicial estará en el entorno de los 500 millones de euros, nacería con un sólido portfolio de activos constituido (70% de la inversión) en virtud de aportaciones o de compromisos de compraventa formalizados”, recoge el hecho relevante de la CNMV.

Las Socimi van ganando terreno en España tras ajustar su regulación a finales de 2012. Están inspiradas en una figura con mucha tradición en el mercado anglosajón: la REIT. Su gran incentivo es fiscal. Los beneficios obtenidos están exentos del pago de impuestos. Son sus accionistas los que tributan por los dividendos.

Quabit, que logró a finales del año pasado refinanciar 820 millones de deuda, va recuperando poco a poco el tono. La inmobiliaria ha esquivado definitivamente el concurso de acreedores, pese a que sí lo hizo la consturctora Rayet, que controla la entidad con una participación del 54,7%.

El objetivo de la nueva sociedad de Quabit, continúa la comunicación a la CNMV, será crear una “cartera de activos inmobiliarios diversificada y de calidad, mediante la inversión, principalmente, de uso residencial, comercial, oficinas y, en menor medida, logístico, ubicadas en zonas con capacidad de generación de rentas periódicas y plusvalías por revalorización de activos”.

Por el perfil de los activos y la cuantía de la oferta, la operación de Quabit se situará previsiblemente en el mismo escalón que los dos primeros ejemplos de Socimi que ya están funcionando. Por un lado, Lar España, que cuenta con una capitalización de unos 400 millones y el respaldo de gigantes como Pimco. Por otro, Hispania Activos Inmobiliarios, que se estrenó en el Continuo también con una capitalización de 500 millones. El grupo Azora es el gestor del vehículo, que cuenta entre su accionariado con Paulson o  George Soros.